Sabidurías Védicas por Swami B.A. Paramadvaiti

Ocultismo

Camino sin Destino Deseable

La vida tiene muchos caminos, asimismo existen diferentes tipos de esfuerzos físicos y mentales, también diferentes formas de adoraciones e invocaciones. La Cosmología Védica nos brinda el gran apoyo de dar una detallada descripción de lo diferentes destinos y niveles de conciencia que uno pueda alcanzar en este mundo. El hombre propone y Dios dispone, cada acción trae consigo su respectiva reacción. El buen alumno aprende mal alguno cuando tiene que repetir la enseñanza. Uno de los problemas más grandes de los hombres superficiales es que ellos confunden el ocultismo con la trascendencia.

Como el ocultismo trata de manejar áreas de existencia que son sutiles, -generalmente invisibles para nuestros ojos-pero lo invisible no tiene nada que ver con lo trascendental e espiritual. La cosmología védica divide la existencia de cada ser en su existencia física, que la compone el cuerpo hecho de tierra, agua, fuego, aire y éter, y la otra decisión está en el cuerpo sutil astral configurado por la mente, la inteligencia y el ego falso. Mas allá del cuerpo sutil esta nuestra alma espiritual, que es trascendental por naturaleza y puede después de haber sido liberada de la ilusión, salir de los confines de los cuerpos burdos y sutiles, y recibir por gracia de Dios un cuerpo espiritual en el mundo eterno de Dios. Eso se llama la perfección del yoga, y es la única área de amor puro que se manifiesta ahí.

Dios, la Suprema Personalidad y todas las almas perfectas autorrealizadas son seres individuales que tienen una relación individual amorosa con el infinito Señor del Amor. A los seres que estamos aquí en este mundo se nos ofrece muchísimas acciones antes de escoger la opción de rendirnos a la voluntad del Señor Supremo. Ese tema es ampliamente explicado en los libros védicos que explican la ciencia espiritual y nos guían para avanzar en el amoroso, inmaculado, ininterrumpido e incondicional servicio devocional hacia el bien queriente creador y mantenedor de todas las entidades vivientes conocido con muchos nombres, por ejemplo Sri Krishna, el Padre Supremo.

Los diferentes niveles materiales pueden llevarnos a muchísimos nacimientos. Los deseos carnales burdos nos llevan a nacer en próximas vidas en cuerpos de seres humanos o animales. Es muy importante que usted comprenda primero que todos nosotros somos eternos y que los cuerpos materiales tanto los cuerpos burdos son todos vestidos temporales de nuestra alma eterna.

La muerte del cuerpo es cuando el alma con el cuerpo astral salen definitivamente con el cuerpo. Eso se llama cuerpo muerto y se pudre al instante, caso que no ocurre cuando está el alma que mantiene viva la carne que normalmente se pudre.

Si uno hace físico - culturismo para tener músculos muy fuertes, si uno estudia una temática todos los días sin duda se volverá erudito, si uno desea conocer más de los aspectos sutiles de la vida podrá estudiar muchos años, por ejemplo, 1) Uno puede tratar de analizar los mecanismos mentales, como hipnosis, telepatía, influencia de la subconciencia, regresiones hipnóticas con toda el cuerpo y con la fuerza mente etc. 2) Uno puede tratar de hacer viajes astrales, algo similar como un sueño pero inducido por propia voluntad, turisteando en los niveles astrales. 3) uno puede intentar contactar medialmente gente desencarnada, ante pasados, espíritus, que se acercan a los seres en cuerpos con ofertas de magia blanca y negra, 4) uno puede tratar de transar negocios con estas almas sin cuerpos, o refugiarse en ellos lo que lleva a uno al morir de juntarse con ellos en la misma posición como ellos con cuerpos sutiles carentes de cuerpos burdos. 5) uno puede contactar seres superiores llamados en los vedas devas que son sutiles también, y que tienen capacidad de dar bendiciones materiales aquellos que los adoran pero no les pueden dar la perfección de la vida. Vamos a citar dos versos importantes del clásico de Baghavad Gita para dejar bien en claro lo que se explica aquí. El señor Krsna dice a Arjuna (Capítulo 9-verso 25) “Aquellos que adoran a los semidioses nacerán entre los semidioses, aquellos que adoran a los antepasados nacerán en los antepasados, aquellos que adoran a los fantasmas y espíritus nacerán entre estos seres, y aquellos que me adoran a mi, vivirán conmigo”. Quien habla aquí es Krishna, la Suprema autoridad, él también dice, “si alguien me ofrece con amor y devoción, una hoja una flor una fruta o agua yo la aceptare”. Krisna no acepta si uno ofrece una vela, tabaco, gallinas muertas, u otros artículos destinados a satisfacer fantasmas o antepasados, es natural y correcto de adorar, pero la adoración debería ser dirigida al Supremo, en caso contrario nos amarramos al mundo material. Krishna continúa diciendo en el (Capítulo 9, verso 27) “Todo lo que hagas, todo lo que comas, ofrezcas o regales y todas las austeridades que realices, hazlo oh hijo de Kunti como un ofrenda a mi”.

Todas las ofrendas y esfuerzos que uno hace para seres inferiores a Dios, son pérdidas de tiempo, y nos hacen volver nuevamente al mundo material. Krishna recibe sus esfuerzos y te recompensa en lo que tú añores, pero si sigues arruinándolo haciendo sufrir a otros, vas a tener que sufrir en carne propia.

Dios satisface todos los deseos. Todos los descubrimientos y experiencias que uno puede hacer en el nivel astral, son temporales y sólo nos llevan al sufrimiento y al arrepentimiento. El señor Krishna dice que sólo los menos inteligentes adoran a los semidioses para obtener beneficios materiales. Quien se mete con fantasmas simplemente se vuelve un fantasma, y los semidioses también tienen la tendencia de caer en conciencia inferior después de estar muchos años en las áreas celestiales. Entonces de que le valió tanto rollo, otros quieren terminar con todos los sufrimientos de una vez, y tratan de eliminar su individualidad, su propia existencia de sentir, pensar y desear entrando en una energía impersonal de Dios llamado brahmán. Si uno desea eso también es posible, pero se pierde todo el regalo de amor que Dios nos quiere regalar, se pierde la ciencia trascendental y la existencia en los mundos de los cuerpos trascendentales espirituales. Imagínense si Dios nos ha podido dar tantos cuerpos materiales, ¡que problema tendría él de regalarnos cuerpos espirituales, con los cuales todos podemos armonizar unidos para él en el mundo espiritual!

El asunto es como si miráramos un mapa universal. Hay muchos caminos, y con el libre albedrío uno puede escoger su destino a caminar en esa dirección. Las escrituras védicas no excluyen ningún área ni ocultan la existencia que se puede obtener. Mientras que el ocultismo oculta la realidad trascendental de su amor. Así como los ojos del materialista son enceguecidos por su codicia y lujuria de obtener cosas materiales, no pueden percibir cosas sutiles que sean más importantes.

En forma similar aquellos que son infactuados por sus descubrimientos en el mundo sutil cierran su atención a las realidades trascendentales y a las invitaciones que el Señor Supremo manda muy a menudo a este mundo a través de sus devotos sagrados. A veces él mismo desciende a este plano terrenal en sus diferentes encarnaciones.

Igual uno tiene la libertad de escoger su destino, quien no quiere servir al Señor Supremo termina sirviendo a otros, incluyendo familiares, fantasmas, políticos, padrinos o a la moda actual de las mentiras del consumismo. En este servir a Dios sirve a sus propios sentidos los cuales a propósito nunca se satisfacen con él. Y si uno tiene un ego falso tan grande que no quiere aceptar que Dios lo ha creado y que Dios lo está manteniendo desde tiempo inmemorial, quien no quiere adorar a Dios ni agradecerle y que está convencido que él mismo es el máximo y que debe sentir plenitud, en su propia existencia puede sumergirse en la energía impersonal de Dios.

El ser naturalmente está ansioso para amar y ser amado. En la energía impersonal no hay lugar para este intercambio amoroso, es simplemente como una negación a nuestro impulso más grande de corazón, como por decir no existe quien se merece mi corazón por eso prefiero borrar mi individualidad para no seguir sufriendo más amarguras y decepciones. Por ello mi muy querido lector, en estas pocas palabras he expuesto lo que he aprendido de mi maestro espiritual, de los Vedas, de los diferentes destinos y de textos que existen en la creación. Consideren por favor que si hablamos de creación también estamos hablando de un creador, y usted no soy yo ni tampoco, pero el camino del amor puro puede llevarnos a conocer este creador amoroso, como el mismo dice en el Capítulo 18 verso 55: “A mí se me puede entender tal como soy, como la suprema personalidad de Dios únicamente por medio del servicio devocional y cuando alguien tiene plena conciencia de mi mediante esa devoción puede entrar en el reino de Dios”.

La mejor forma que uno puede acercarse a la devoción es cuando uno cantar los santos nombres del señor: HARE KRSNA, HARE KRSNA, KRSNA KRSNA, HARE HARE / HARE RAMA, HARE RAMA, RAMA RAMA, HARE HARE/ y busca la compañía de otros que sirven a Dios con profunda sinceridad, entonces el resto vendrá por añadidura. Lo mismo ocurre cuando se adoran los espíritus de la naturaleza tomando bebidas alucinógenas o fumando alguna droga. De acuerdo a los Vedas existen 33 mil millones de semidioses así que ya puedes ver lo que puede pasar.

Hare Krsna Swami B.A.Paramadvaiti.

Page last modified on September 12, 2010, at 02:53 PM