B.A. Paramadvaiti Swami

Recomendación a mis hijas

Mi recomendación a mis hijas, las cuales yo quiero mucho y tengo el deseo que sean felices renunciantes o felices casadas es lo que sigue. (¡Que ambición la mía en Kali Yuga!)

Prediquen, prediquen y apéguense a los pies de loto del Señor y de sus devotos. En la prédica tengan un estándar muy dedicado. Si desean encontrar una pareja esperen que una persona tome la prédica más en serio, más aún que tu mismo y, además, se sienta agradecido y atraído a ti. Solamente en una persona de este calibre se puede confiar y entregar su vida en forma de formar un hogar.

A veces yo pienso que es imposible de conseguir tantos buenos devotos para casarse con tantas maravillosas hijas que Krishna me mandó en esta vida de predicador. Claro, estamos en Kali Yuga y quién sabe con que karma llegamos aquí. Sobre todo con relación a qué uno habrá hecho en vidas pasadas con su pareja e hijos, etc. Pero con conciencia de Krishna no existe lamento pues todo lo que Krishna hace es perfecto. Pero si uno mismo no es muy serio mucho menos puede esperar alguna buena pareja.

Muchas veces se forman parejas entre devotos sobre una base irregular. Pues yo he visto que la persona que no cumple bien con su Guru y Krishna, jamás cumpliría a una mujer o a un hombre como ellos se lo desean. Así de ante mano hay pocos candidatos, pues hoy en día hay pocos hombres y mujeres que realmente cumplen con Krishna y la misión del amor espiritual.

Así, nos vemos obligados de aumentar la predica buscando mas y mejores devotos, claro con nuestro propio ejemplo. Yo no quiero otra cosa, pues otra cosa seria lleno de desastres. Familias que no funcionen hemos vistos ya suficientes. Devotos y devotas que no cumplen también.

Así aun siendo difícil, mi decisión es la de fijarme en este ideal de predicar pues entre lo malo y lo bueno que surge allí, siempre hay más misericordia. Y como es el dicho, mas vale sola que mal acompañada. Y como devota uno jamás es sola. Quien tiene maestro espiritual, tantos hermanos y hermanas, ¿Cómo puede llamarse sola?. Es solamente la lujuria que hace el reclamo y pide como sea la asociación. Pero ya sabemos a que nos lleva esto.

Así hija mía, yo apoyo siempre tu decisión. Tu por favor también apóyame en forma de un servicio de todo corazón. Yo siento que las madres del ashram necesitan una persona amorosa que las cuide y no dejar escapar a ninguna, una coordinadora de la congregación femenina y, además, debemos siempre pensar en cómo expandir lo bello que tenemos.

Su siempre bienqueriente
Swami B.A. Paramadvaiti

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on May 19, 2008, at 12:46 AM