B.A. Paramadvaiti Swami


El Primer Maestro Espiritual de Colombia

Recordándole en Separación

La desaparición de este mundo, de líderes espirituales dinámicos es una gran pérdida. Al mismo tiempo, ¿cómo podría una verdadera gran alma hacer algo que fuera en nuestra contra? después de todo , ellos trabajan solamente para nuestro beneficio. No teniendo nada a que aspirar en este mundo, ellos solamente dan. Por lo tanto la pérdida que nosotros sufrimos en su separación debe ser de alguna manera para nuestro bien. La separación hace que el corazón crezca y se fortalezca. Para crecer el riesgo es necesario. Así como una madre pájaro empuja a sus hijos hacia el aire para que ellos puedan volar, así, las grandes almas nos dejan atrás solamente para que podamos seguirlos en su vuelo.

Un Enero 16 de 1990 mientras se aproximaba a sus cuarenta y cuatro años, Srila Harijan Maharaj dejó este mundo, dejando así un vacío en el corazón de muchos quienes fueron tocados por su bondad. Afortunadamente esa bondad no era la bondad superficial que nosotros solemos ofrecernos unos a otros la cual únicamente sirve para perpetuar nuestras vidas en miseria. Su bondad era la de un verdadero sadhu o santo que nos ayuda a liberarnos del trabajo reaccionario (karma).

Otro significado de sadhu es "alguien quien corta". Los sadhus reales son aquellos que hablan la verdad a pesar que ésta no sea siempre saboreable. Ellos "cortan" el apego materialista que infesta nuestros corazones como un cáncer manteniéndonos alejados de nuestra salud espiritual. En las palabras de Thoreau: "Un hombre es rico en la proporción a las cosas que el pueda dejar". Aquellos quienes tienen la compañía de un hombre rico, un sadhu, heredarán la misma riqueza con el debido tiempo. nosotros necesitamos solamente cualificarnos, y en la ausencia del sadhu, esa oportunidad se presenta especialmente. A continuación se presentan algunas de las manifestaciones de afecto y tristeza por la partida de Harijan Maharaj de este mundo mortal.

Carta de Sripad Atulanada Prabhu:

Santiago, 25-02-90

Querido Paramadvaiti Maharaj, Askalita Prabhu, y devotos de Colombia. Por favor, acepten mis postradas dandavats a sus pies de loto. Todas las glorias a Srila Prabhupada, a Srila Guru Maharaj, y todas las glorias a Srila Bhakti Bimala Harijan Swami Maharaj. Ese gran cisne entre los devotos, que para nuestra gran desgracia nos dejó. Ayer supimos la noticia por la carta de Maharaj. En un principio costaba creerlo y aceptarlo; gradualmente se fue haciendo cada vez más honda la angustia de aceptar esa realidad. Estábamos esperando su visita con tanto anhelo!. Estaba ansiando salir a Harinam con él, y escuchar su extática y amorosa prédica dirigiéndose a la gente como siempre, con tanta sencillez, claridad y humildad. Recuerdo que siempre que estaba junto a él, aunque lamentablemente considero que no fueron muchas veces, me sentía muy orgulloso ante una gran alma tan humilde y pura. Siempre que quiero pensar en alguien humilde, él aparece en mi mente. En contraste con esa gran humildad yo podía ver y sentir mi gran ego necio. Ese es el poder de las grandes almas, sólo por estar junto a ellos uno puede percibir sus propias contaminaciones y despertar un deseo por purificarse. Que su ejemplo permanezca siempre en nuestras vidas. Este es ahora el gran desafío para nuestra conciencia. Sri Krishna se ha llevado a su devoto puro a otro reino a Su servicio, pero su mensaje y su espíritu dedicado y perseverante, su rendición constante a los pies de nuestros guardianes superiores, su sankirtan triunfante y glorioso, deben grabarse en lo más íntimo de nuestros corazones, si todavía queremos tener su compañía y sentirle siempre al lado nuestro.

A pesar de que Su Divina Gracia Bhakti Bimala Harijan Maharaj no viniese a Chile, aún así se que él era nuestro eterno bienqueriente; siempre preocupado por el progreso de la prédica en este lugar, y dándonos sus bendiciones a través de su preocupación y oraciones. Ahora que este protector y bienqueriente no estará para ayudarnos y alentarnos, para inspirarnos e iluminarnos, la gran prueba nuevamente ha venido. Creo que todos nos hemos preguntado por qué Krishna hizo esto, y por supuesto la respuesta nunca será completa, pero en parte creo que es para que aprendamos a valorar qué es lo que significa asociación vaisnava. Sri Krishna está preocupado en que aumentemos la necesidad y el amor por Sus devotos. En el momento de mayor necesidad Él nos lo ha quitado; como Krishna desapareció en el baile de rasa para incrementar la necesidad de las gopis por su compañía. Nuevamente, tenemos que examinar en nuestros corazones cuánto aprecio tenemos por este sadhu-sanga (asociación vaisnava), qué es lo que aprendimos del sacrificio de su vida santa, y cuánta identificación sentimos por su causa de amor divino.

¡Que lástima!, ¡Que desgracia! pienso, cuando pienso que un gran santo se me escapó de entre las manos. Ahí me doy cuenta que estoy dormido en un sueño que no me permite valorar sadhu-sanga.

Cuando pienso en el gran dolor de ustedes, los devotos Colombianos, que le tenían a él como el guardián constante de vuestra genuina devoción (si no, no habría sido vuestro guru), y cuando pienso en el dolor de ese gran corazón de Srila Paramadvaiti Swami, parece que las olas del océano de esa angustia nos mojaran a nosotros. Ese gran amigo de Maharaj, cuántos planes no realizaron juntos, cuántas dificultades no enfrentaron con unión y amistad ejemplar y transcendental en vuestro servicio de prédica. Todos esos recuerdos espirituales seguramente están mojando los ojos amorosos de Maharaj y de ustedes, devotos. También aquí me estoy lamentando porque Harijan Maharaj no vendrá a vernos, porque me sentía muy felíz al escuchar del progreso de la prédica en Colombia bajo su amoroso cuidado. Era una gran gloria y un gran éxito saber de su extático e incesante servicio.

A pesar de que no estuve mucho con él, desde el primer momento sentí que él era un viejo amigo mío. Que en él yo tenía un completo confidente. Que realmente tenía otro extático hermano más en la amorosa familia que formó Srila Prabhupada.

En realidad todavía me cuesta creer todo esto. A veces pienso que me gustaría ir ante su samadhi para adorarle y pedirle que no me abandone, y que siempre me mantenga ocupado, que no me suelte por ningún motivo. El ya pasó esa gran prueba que se llama la muerte, como un vaisnava ejemplar, predicando hasta los últimos momentos, al igual que Srila Prabhupada y Srila Sridhar Maharaj. Sus Señorías Sri Sri Gauranga Radha Vrajesvara cobijan su cuerpo transcendental en su propia morada.

Perdónenme Maharaj y devotos, si con esta carta puedo causar más tristeza, pero creo que sólo puedo compartir algo de mis sentimientos con ustedes.

Creo que tenemos que darle un gran gusto a Srila Bhakti Bimala Harijan Maharaj, por continuar manteniendo vivo su espíritu de prédica y su dedicación. Un gran peso y una gran responsabilidad ha quedado ahora en nuestras manos; un vasto océano de servicio que este Mahabhagavata estaba haciendo y desarrollando, ahora lo ha dejado para nosotros. Srila Prabhupada decía que nos daba un zapato grande para que crezcamos en el zapato. Esta es la naturaleza de los devotos puros, comprometerse cada vez más en el servicio, ampliar nuestra dedicación a Krishna. Veo que Harijan Maharaj consiguió hacer esto, y ahora, ha ido a sumergirse en otros mares de servicio amoroso trascendental. Somos afortunados de haberle conocido, de haber tenido su asociación, de que nos haya llevado en el hogar de su amplio y generoso corazón de misericordioso predicador. No perdamos nunca el contacto con estas almas magnánimas que Sri Caitanya Mahaprabhu ha enviado para sacarnos del mundo de la oscuridad. Los planes del Señor y sus formas de actuar son insondables, pero las palabras de los devotos puros son claras y concretas, y nos enseñan qué debemos hacer para complacer a Ese dulce Señor, incomprensible, que ama a Sus devotos por encima de todo, y que nos bendice con la asociación de Sus hijos rendidos.

Ahora, quiero despedirme cayendo a los pies de loto de Su Santidad Srila Paramadvaiti Swami Maharaj, de Sriman Askalita Prabhu, y de todos los devotos del Señor que ahora sufren esta gran angustia de separación. El Chile yatra completo está endeudado eternamente con Sri Sri Gauranga Radha Vrajesvara, que nos inspiraron a venir aquí a través de sus sirvientes y devotos puros Srila Bhakti Bimala Harijan Maharaj y Srila B.A. Paramadvaiti Maharaj. Askalita Prabhu y todos los devotos, que me alentaron y oraron para ocupar a este inútil e indigno sirviente, son también nuestros guardianes.

Ahora, quiero cantar las glorias de Harijan Maharaj, grabarlas en mi corazón, y gritar su nombre para que venga a sacarme de mi oscura actitud de ignorancia.

Tomando humildemente refugio bajo sus pies de loto, y poniendo con veneración el polvo de esos pies en mi cabeza, aspiro a ser contado entre los miembros de su grupo trascendental.

Tal es la osadía de este sirviente descalificado llamado,

Atulananda das A.

< Harijan Maharaj, Nuestro Guardián | El Primer Maestro Espiritual de Colombia

Page last modified on May 17, 2008, at 11:45 PM