B.A. Paramadvaiti Swami


El Primer Maestro Espiritual de Colombia

Enseñanzas Trascendentales

Este capítulo describe cómo el conocimiento védico puede ser aplicado a la civilización moderna para ayudar a las personas a avanzar espiritualmente. De 1981 a 1990 más de 100 conferencias y conversaciones de Srila Harijan Maharaj fueron grabadas en cassetes. Srila Harijan Maharaj responde las preguntas que todos tenemos con su característica visión, lógica, analogías y testimonio.

Podemos evitar que la sociedad se vuelva perruna.

Las personas realmente inteligentes deben esforzarse por mantener la sociedad feliz, y al mismo tiempo por elevarla a un nivel espiritual. Esta felicidad no puede obtenerse por errar desde el planeta más bajo hasta el planeta más elevado donde existe el mayor disfrute sensual. En todos esos lugares con el transcurso del tiempo obtenemos sufrimiento, a pesar de que no lo deseemos; quiere decir que cuando venimos a este mundo material, traemos un destino bueno o malo, siempre sujetos a la dualidad del mundo; es decir, al frío o calor, al placer o al dolor, etc.

Tenemos que aceptar el día al igual que la noche, aunque no nos parezca atractiva. Queremos siempre ganar más, también nos toca aceptar la pérdida; nos gusta que nos alaben, pero igual nos deshonran. Nos critican y lo tenemos que aceptar. Venimos a disfrutar si traemos buen karma, pero tenemos que aceptar lo opuesto, el sufrimiento: claro, en esta era moderna es más lo que sufrimos que lo que disfrutamos, porque la era está hecha para afligir a la entidad viviente para reformarla mediante el sufrimiento. La cuota de felicidad que traemos es muy insignificante, tenemos que admitirlo; se trabaja duro, se estudia, se viaja, etc., sólo para conseguir un poco de felicidad, pero es muy poco el goce, mayor es el sufrimiento. Incluso, una persona puede esforzarse mucho, pero no ha sido destinada a disfrutar más. Vemos a gente rica, muy rica, y no es feliz. Mucho menos, ahora que la riqueza es obtenida en forma ilícita, a través de la intoxicación, juegos de azar, prostitución, matanza de animales, estafas, etc.; porque en esta era no hay veracidad ni limpieza, ni misericordia, no hay compasión. No tenemos inteligencia ni fuerza física significativas. La gente utiliza su inteligencia para decorar sus cuerpos, adornándolos, para crear más problemas. Los líderes no están solucionando los problemas de este mundo; si resuelven uno, están creando otro, si tapan uno surge otro. La solución que dan es más grave que el problema mismo. Tienen un cuerpo dotado de inteligencia, pero sólo lo utilizan para decir más mentiras, cómo matar mejor, cómo robar mejor, cómo dar más disfrute a este cuerpo.

Para engañar a los demás somos muy expertos, como la mayoría de los políticos. Por tanto ésta es la era de Kali yuga donde predomina constantemente la apariencia, el engaño, el despotismo, el orgullo y la violencia, tan horribles, que no puedes confiar en nadie. La gente dice: "Sólo en Dios confío", pero ni eso, pues confiar en Él, significa respetar a los demás, llevar una vida de pureza.

La diferencia entre los seres humanos y los animales, es que los humanos seguimos una religión, principios morales; de lo contrario, no habría diferencia, ya que el animal sólo vive para comer, dormir, hacer sexo y pelear; el ser humano estaría restrigido a lo mismo. Si admitimos que sólo esto es la meta de la vida, entonces somos iguales a ellos: animales sofisticados con corbata.

El Srimad Bhagavatam dice que el materialista por la noche se ocupa en dormir o en la vida sexual, sólo estas dos cosas; y en el día trabaja duro para mantener a la familia materialmente, sin preocuparse de su desarrollo espiritual o de llevarla hacia un estdo de felicidad superior. Si esa fuera la meta de la vida, entonces sólo seríamos iguales a los perros, seríamos animales sofisticados; lo que nos hace diferentes de ellos es la religiosidad.

La energía ilusoria del Señor

"Oh sabio, todo aquello que parece tener algún valor, no tiene siquiera realidad si no está relacionado conmigo; haz de conocer eso como mi energía ilusoria, que es sólo un reflejo situado en la oscuridad." Srimad Bhagavatam 2.9.34.

Cuando uno olvida o cuando uno no tiene definida su relación con el Señor Supremo, uno está confundido. Si no estamos concientes de Krishna y no actuamos de acuerdo con su orden, estamos en ilusión; ésto significa actuar independiente del Señor Supremo Sri Krishna. Este mundo material está influenciado por las tres modalidades de la naturaleza material; La ignorancia, la pasión y la bondad.

Lo único que tienen sólida existencia, realmente es poder actuar según la orden de la Suprema Personalidad de Dios. Así comienza uno a actuar en su posición cuerda, sana, real, natural como eternos sirvientes de Krishna. Somos muy afortunados al ser traídos a esta posición, tenemos que desarrollar esa conciencia de Krishna que hay dentro de nosotros, en cada entidad viviente. Todos venimos de Krishna, somos partes o porciones de El, por lo tanto nuestra forma humana de vida debemos usarla para desarrollar esa conciencia.

Conciencia de Krishna es conciencia de Dios. Debemos suplicarle que nos permita valorar cada día más lo que nos ha venido a traer mediante el Señor Caitanya Mahaprabhu y la sucesión discipular. Debemos tener esa misión porque el mundo está sin verdadera autoridad, por eso está lleno de confusiones. Cuando uno acepta la autoridad pura en su vida, uno se vuelve dulce, sublime, perfecto; eso significa aceptar la suceción discipular, aceptar el principio de autoridad.

Imagínense, este es un mundo sin autoridad espiritual específica; autoridades materiales hay muchas, pero no las necesitamos primordialmente. Lo que necesitamos con urgencia inminente son autoridades espirituales que orienten nuestras vidas. Lo más necesario en este mundo material, es la práctica de la vida espiritual. Bhaktisidhanta Sarasvati decía: "El hambre no es material, es totalmente espiritual, estamos totalmente faltos de conciencia de Krishna".

Cómo se ve de bien un devoto cuando está en pleno fuego de conciencia de Krishna; pero cuando no lo está, el luce muy mal, muy confundido, muy vacío, lleno de toneladas de deseos materiales. Cuando está en plena conciencia de Krishna, brilla como joya preciosa, porque está asimilando las mismas cualidades del Señor Supremo, el mismo humor de Krishna. Al tener conciencia de Krishna, tiene vida, si no la tiene está muerto. Estamos para revivir nuestra conciencia, no debemos perder el tiempo, permanezcamos activos, ésta debe ser nuestra meta, sin darle ni un centímetro de ventaja a la energía ilusoria. Tenemos que volvernos conscientes de Krishna.

Cuando ingresamos a la conciencia de Krishna, nos declaramos en competencia con la energía ilusoria; es una competencia entre la energía espiritual y la ilusoria, todos los días; tenemos la oportunidad de ganar o perder. Cuando hay indiferencia hacia la conciencia de Krishna, hay falta de fe en Dios y en sus representantes. "Golokera prema dhama harinama sankirtana", significa en español: "Las glorias amorosas de la Suprema Personalidad de Dios", son lo único que vale la pena realmente en esta existencia; esto dice Krishna a través de sus devotos, debe ser nuestro propósito para ser verdaderamente siempre felices.

Nuestra ansiedad debe ser ¿cúando nos volveremos en forma rápida concientes de Krishna?. Esto puede tomarnos millones de vidas, o podemos hacerlo ya de una vez, según el deseo, el entusiasmo y la determinación de la entidad viviente. La única vida real, cómoda, dulce, natural, y amorosa, es la vida en conciencia de Krishna. Otra vida parece dulce, pero es amarga, insípida y agria, sin sentido. Para eso el Señor Caitanya y Sus asociados nos han traído la conciencia de Krishna. Realicemos en esta vida que lo único que vale la pena que es adorar a Krishna.

Recuerda, si estás lleno de confusiones, insatisfecho, lleno de frustraciones, ansiedades, las solucionarás glorificando a Krishna, y todo lo demás se arregla completamente; si no lo haces todo empeorará más. Para quien se rinde a los pies de loto de Mukunda (otro nombre de Krishna) el océano de sufrimiento se reduce a la cantidad de agua contenida en la huella de un ternero. Nuestra solución es adorar a Krishna, al maestro espiritual y a todos los vaisnavas. Si logramos esto, y dejamos de lado nuestra independencia, egoísmo, envidia, y simplemente rendimos nuestra mente, palabras y acciones para glorificar a Krishna y su sucesión discipular, nuestra vida se volverá exitosa, sino lo hacemos, caeremos en una vida de ilusión material.

La Lujuria

La lujuria no hace discriminación, no respeta a nadie. Nos hace olvidar las sagradas escrituras, la Suprema Personalidad de Dios, y que uno va a tomar un cuerpo animal en su próxima vida. Esta es la enfermedad cutánea que tiene a todos atados a este mundo material.

Para el trascendentalista este mundo es como una cárcel en la que se está pagando cadena perpetua, él está años y años pensando en cómo salir de ella; en cambio el pensamiento del materialista es cómo poder disfrutar más. La enfermedad más grande del alma es la lujuria, pero al experimentar un placer superior, ésta abandona el placer inferior.

Los gnósticos dicen que la mejor forma de avanzar espiritualmente es siendo casados y ejecutando la magia sexual, pero nuestra filosofía vaisnava es evitar la actividad sexual. Sólo se admite para procrear. El Señor Caitanya decía:"No te asocies ni pienses en mujeres, ni siquiera en sueños". Hoy en día los hombres se asocian hasta con una muñeca de madera; por ver una foto, o por escuchar un sonido femenino, ya caen. El mundo actual es controlado por el sexo femenino, por ser la era de Kali yuga. Al sexo femenino lo llaman sexo débil, pero los hombres también son sexo débil, porque éste debería proteger a las mujeres y no lo hace. Cuando uno es sincero y tiene un placer superior minimiza estos deseos; las personas materialistas (karmis) por medio de la carne están incrementando estos deseos materiales. Las recreaciones que el karmi tiene son sólo para no dar puntada sin dedal y a quien se le atraviese, no respetan; en cambio los devotos tienen una filosofía por la cual respetan a las mujeres. El deseo de irrespetar está allí, pero no se le da rienda suelta, los devotos tienen que controlar los deseos. Pero si desarrollamos amor por Krishna sería el mejor estímulo, el mejor placer; mas como no hemos llegado a ese nivel, tenemos la filosofía. Si por el resto de la vida cantáramos Hare Krishna, Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, encerrados en este cuarto, amarrándonos la mente, nos echaran llave y nos ataran para no poder salir, ¿seríamos habitantes del mundo espiritual?, ¿quien sabe?

El sexo es un enfermedad, pero tenemos la misericordia de Krishna quién nos dejó este proceso que nos vuelve puros, nos da realización y hace que no nos volvamos animales. Este es un placer superior que hace dominar al placer inferior, y esta es la vida espiritual; debemos esforzarnos, recordar siempre a Krishna, comer poco. El hombre que conquista la lujuria es poderoso; quién se salva de ella es muy valiente. Por eso se dice que salir de este mundo material es casi imposible. Para esto nos dan las regulaciones (no comer carnes, ni huevos, ni pescado, no hacer sexo ilícito, no jugar al azar, no intoxicarse de ninguna manera), ser un soltero célibe o casado regulado, y siempre debemos estar orando día y noche al Señor Supremo. Él nos escucha cuando oramos con gran intensidad. Él nos escucha y viene en nuestra ayuda. Por ejemplo, Draupadi estaba en un momento difícil, pero oraba con plena fe, el Señor vino y místicamente la protegió. Por misericordia de Krishna es que estamos acá, si no hemos violado los principios y si estamos sirviendo a Krishna renunciadamente, no es por nuestra gran inteligencia, porque en el mundo material hay personas más inteligentes que nosotros y no son célibes. El control de los sentidos sólo se logra por la pura misericordia del Señor. Eso mismo dijo Brahma: "Oh mi gran Señor, oh gran actor las pobres almas condicionadas están influenciadas por el hambre, la sed, las secreciones, la bilis, atacadas por un verano sofocante, severo frío muchos otros elementos perturbadores, dominadas por fuertes deseos sexuales y una infatigable ira, me compadezco de todos ellos".

Entonces es por pura misericordia de Krishna y de sus devotos puros que podemos llevar vida espiritual, si no, ¿que estaríamos haciendo nosotros?, menos mal que tenemos los Santos Nombres de Krishna: Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, y cuando uno los canta con gran intensidad, con gran conciencia, pensando que estos nombres no son ordinarios, que son trascendentales, que son Krishna Mismo, uno recibe protección. Si al tratar de situarte en el servicio devocional a Krishna caes debido a tu debilidad, por haberle adorado y servido, El te va ayudar. Pero debemos tener fe en que Krishna está a nuestro lado; si uno duda de esto no tendrá esperanza de salir de este mundo material, pues ¿quién más te va a sacar de este cautiverio? Krishna es quien más nos conoce, El sabe nuestro pasado, presente y futuro.

Krishna nos vino a dar Su Misericordia a través de este dulce proceso sumamente atractivo. Tan atractivo que uno renuncia a este mundo material; por eso estamos en él. A través del esfuerzo permanente, el sexo ilícito tanto burdo como sutil se va dejando atrás. Debemos tener más fé en Krishna, más oración, El nos va a ayudar. Pero si somos relajados, si no lo tomamos en serio, no vamos a poder controlarnos. Quien pega primero pega dos veces, por esto debemos ganarle la pelea a Maya, levantándonos muy temprano, esforzándonos por meditar en los Santos nombres, huyendo de la complacencia de los sentidos, buscando la compañía de los devotos, escuchando la clase (filosofía védica) bien despiertos.

Tenemos algo de conciencia inferior y algo de conciencia superior, las dos están peleando; claro, la persona sincera lleva ventaja. La lucha es de todos los días, por esto uno tiene que exigirse constantemente. "La lujuria arde como el fuego y nunca se satisface". Bhagavad Gita.

Los principios de la naturaleza mundana

La naturaleza material está constituida por 24 elementos descritos en los Vedas, pero esos elementos no tienen vida, Krishna se la da con Su mirada, les da el movimiento al introducir el alma. ¿De qué sirve este cuerpo sin alma?, éste se pudre rápido, se vuelve frío y hediondo, y los gusanos rápidamente vienen a comérselo, pero cuando lo estamos ocupando, es decir cuando el alma se encuentra dentro, éste tiene vida y no pasa nada de eso. Existe el vigésimo sexto elemento que es la superalma, Krishna -Dios. Estos 24 elementos están combinados con el alma y la superalma, así está compuesta la existencia material. El alma se esparce por todo el cuerpo así como la luz ilumina toda la habitación, el alma, irradiando conciencia, es la que da vida al cuerpo, el cual no tiene valor sin ella.

Las entidades vivientes se encuentran en una condición casi dormida, o inconsciente, como reacción a sus graves actividades pecaminosas previas. Srila Prabhupada dijo que quien exhibe su cuerpo desnudo en público tomará nacimiento inferior. Por ejemplo, las reinas de belleza ignoran la reacción que les espera, porque el alma condicionada no tiene conocimiento, es ignorante, cree que la vida funciona al azar, que no hay ningún control, que somos sólo una masa de carne, sin leyes, ni siquiera quiere seguir las leyes materiales, mucho menos las de Dios; al no verlas, no cree en ellas. Aunque las leyes de la naturaleza actúan, el hombre las ignora pensando "Comamos y bebamos que mañana moriremos", somos este cuerpo, sólo queremos dormir, comer, aparearnos y defendernos.

Así estamos todos explotados, engañados, como una máquina, no tenemos el concepto de que somos almas espirituales, y por nuestras actividades pecaminosas caemos en tal estado en que casi perdemos toda nuestra conciencia. Sin embargo, Krishna hace arreglos para liberarnos de esa condición. Entre más se degradan las almas, Krishna hace mayores esfuerzos para sacarlas del cautiverio material.

Las almas que encarnan en cuerpos de bestias tienen su conciencia más cubierta. Solo usan su instinto para comer, dormir, aparearse y defenderse, más no tienen suficiente inteligencia como para desarrollar una relación con Dios. El ser humano si la tiene, pero si sólo la utiliza para comer, dormir, hacer sexo, y defenderse es una bestia bípeda, una gallina. Los animales no pueden utilizar su cuerpo para la autorrealización. Si los humanos no utilizamos la inteligencia para salir de este mundo perderemos nuestra forma humana de vida, y tendremos que ocupar otro cuerpo inferior. Esto se llama involución. La evolución y la involución ocurren según el estado de conciencia.

Existe el conocimiento perfecto acerca de nosotros, y sobre cómo podemos desenredarnos de este cautiverio material. Nos enseña qué es la materia, la antimateria y el controlador de ambos. Es un conocimiento real, incluye todo, el mundo, la creación, la vida, que están hechos de existencia espiritual y material. Los libros védicos nos entregan todo esto en forma científica.

Ahora, sabemos la causa de nuestro sufrimiento, sabemos que los enemigos están dentro de nosotros mismos, porque construimos nuestro propio destino, la causa de que estemos cautivos en este mundo material es porque hemos mal utilizado nuestro libre albedrío; todo lo que sembramos es lo que recogemos. No debemos culpar a nadie; la causa de nuestro sufrimiento somos nosotros mismos. Krishna complace los deseos de todos.

Quisimos estar en este mundo material, y El nos lo concedió; y si queremos salir de el también lo hará. Krishna está en el corazón de todos, El es el sancionador, dice si o no, Krishna nos ha permitido venir aquí. Los Vedas dicen que hay cinco factores que determinan la acción: el ejecutante, el lugar de la acción, los sentidos, el esfuerzo, y el quinto es quien permite la acción, Dios. Por ejemplo, ustedes desearon, son los ejecutores, se encuentran en un lugar, ponen sus sentidos en lo que estoy diciendo y se esfuerzan al poner atención, al escuchar; quien complació este deseo fue Krishna. Si Él no lo hubiese permitido algo habría impedido esta acción.

Los que crearon el barco más grande del mundo, de ese entonces, el "Titanic", decían: "ni Dios puede destrurilo", ¿Qué pasó?, más tardaron ellos en decirlo que Dios en hundirlo. No somos controladores de nada, ni de la vejez, ni de la muerte; y los científicos están muy orgullosos cuando la gente los adora como dioses. La gente acepta como hecho real las especulaciones que ellos publican. Pero no controlan nada y aun así declaran que en el futuro no van a morir, ni se van a enfermar, que no envejecerán ni volverán a nacer. Claro, no es muy auspiciosos nacer en este mundo tan horrible. ¿Quién quiere vivir aquí?, incluso ellos quieren irse a la luna, pues aquí ya están aburridos.

Los Vedas dicen que el alma tiene cinco apegos en este mundo material: Apego a su cuerpo, a la vida sexual, a la familia, a la ciencia, y a la religión tradicional. Esto no le permite ver a Krishna ni a Sus devotos.

bhogepsavah sakala-kamadan srtha-lubdhah
sarvathadam sukha-trsas ca sukha-svarupam
lokadhipatya-lasita jagad-isvaram tam
krsnam dvisanti danujah ku-dhiyo bataite

"Los demonios anhelan el placer de los sentidos; aún así, ellos odian al Señor Krishna, Quien da todos los placeres a Sus devotos. Los demonios corren codiciosamente detrás del dinero; aún así, ellos odian al Señor Krishna, quien da toda riqueza a sus devotos. los demonios aspiran a obtener una situación feliz en la vida; aún así, ellos odian al Señor Krishna, el Maestro de todos los Universos. De esto, podemos concluir que los demonios no son muy inteligentes, porque ellos han llegado a ser los más encarnizados enemigos de la Única persona capaz de cumplir sus deseos." Sri Govinda lilamrita 17 . 28

< Pasatiempos Trascendentales | El Primer Maestro Espiritual de Colombia | Harijan Maharaj, Nuestro Guardián >

Page last modified on May 17, 2008, at 11:43 PM