B.A. Paramadvaiti Swami

El Honor del Chancho

El honor del chancho es intachable
En una caja de cemento bien ordenado comenzó su lamento
cuando descubrió la lámpara del mundo.
Ella fue la Chanchita número tres, amontonados con otros seis
tan apretados que casi se asfixiaba.
Mamando sólo por dos semanas, vinieron a llevar a la mamá
y cuando el recuerdo pasaba, pensó la chanchita en las palabras
de su querida mamá
El honor del chancho es indiscutible intachable
La cárcel era su hogar, día y noche sin moverse y siempre en la misma propia caca
Su nariz refinada sufrió el hedor. Y lloraba, se deprimió, y peor
cuando cayó le daban inyecciones
le ordenaron reproducir, ella nunca quiso admitir
que la vida del chancho es sólo engordar y producir
Y cuando rompieron su oposición, las palabras de mamá hicieron razón.
El honor del chancho es intachable -bis - mi niño
Un día llegó un camión, la subieron de un empujón
junto con otros chanchos hacia el mismo sentido
Todos chillaban temblando de temor, horas y horas con dolor
más apretados que antes acostumbrados.
El chancho es listo, y ya pensó
la trágica situación, sabía que es el último descanso.
Reconoció el matadero aún así caminó con esmero
El honor del chancho es intachable - bis-
Nunca podía ver el cielo
Nunca se revolcó en el lodo
Nunca podía caminar por el pasto
Nunca se sentó en paja fresca y seca
Nunca se enamoró ni se sintió acogida
como podía este pobre animal ser mi comida.
El menú está en mis manos
Yo miro estos platos nada sanos
Y no me puedo olvidar estas imágenes
Yo no quiero pobre chanchito
ser también culpable de tu destino
¿Por qué estoy en este restaurante?
Yo pido desde hoy mi hermano
sólo lo natural y vegetariano
El honor del chancho es intachable

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on May 17, 2008, at 10:44 PM