B.V. Harijan Swami

Los Principios de la Naturaleza Mundana

La naturaleza material está constituida por 24 elementos descritos en los Vedas, pero esos elementos no tienen vida, Krisna se la da con Su mirada, les da el movimiento al introducir el alma. ¿De qué sirve este cuerpo sin alma? Éste se pudre rápido, se vuelve frío y hediondo, y los gusanos rápidamente vienen a comérselo, pero cuando lo estamos ocupando, es decir cuando el alma se encuentra dentro, éste tiene vida y no pasa nada de eso. Existe el vigésimo sexto elemento que es la Superalma, Krisna. Estos 24 elementos están combinados con el alma y la superalma, así está compuesta la existencia material.

El alma se esparce por todo el cuerpo así como la luz ilumina toda la habitación, el alma, irradiando conciencia, es la que da vida al cuerpo, el cual no tiene valor sin ella. Las entidades vivientes se encuentran en una condición casi dormida, o inconsciente, como reacción a sus graves actividades pecaminosas previas. Srila Prabhupada dijo que quien exhibe su cuerpo desnudo en público tomará nacimiento inferior. Por ejemplo, las reinas de belleza ignoran la reacción que les espera, porque el alma condicionada no tiene conocimiento, es ignorante, cree que la vida funciona al azar, que no hay ningún control, que somos sólo una masa de carne, sin leyes, ni siquiera quiere seguir las leyes materiales, mucho menos las de Dios; al no verlas, no cree en ellas. Aunque las leyes de la naturaleza actúan, el hombre las ignora pensando: "Comamos y bebamos que mañana moriremos, somos este cuerpo, sólo queremos dormir, comer, aparearnos y defendernos". Así estamos todos explotados, engañados, como una máquina, no tenemos el concepto de que somos almas espirituales, y por nuestras actividades pecaminosas caemos en tal estado en que casi perdemos toda nuestra conciencia. Sin embargo, Krisna hace arreglos para liberarnos de esa condición. Entre más se degradan las almas, Krisna hace mayores esfuerzos para sacarlas del cautiverio material. Las almas que encarnan en cuerpos de bestias tienen su conciencia más cubierta. Solo usan su instinto para comer, dormir, aparearse y defenderse, más no tienen suficiente inteligencia como para desarrollar una relación con Dios. El ser humano sí la tiene, pero si sólo la utiliza para comer, dormir, hacer sexo, y defenderse es una bestia bípeda, una gallina. Los animales no pueden utilizar su cuerpo para la autorealización. Si los humanos no utilizamos la inteligencia para salir de este mundo perderemos nuestra forma humana de vida, y tendremos que ocupar otro cuerpo inferior. Esto se llama involución. La evolución y la involución ocurren según el estado de conciencia. Existe el conocimiento perfecto acerca de nosotros, y sobre cómo podemos desenredarnos de este cautiverio material. Nos enseña qué es la materia, la antimateria y el controlador de ambos. Es un conocimiento real, incluye todo, el mundo, la creación, la vida, que están hechos de existencia espiritual y material. Los libros védicos nos entregan todo esto en forma científica.

Ahora, sabemos la causa de nuestro sufrimiento, sabemos que los enemigos están dentro de nosotros mismos, porque construimos nuestro propio destino, la causa de que estemos cautivos en este mundo material es porque hemos mal utilizado nuestro libre albedrío; todo lo que sembramos es lo que recogemos. No debemos culpar a nadie; la causa de nuestro sufrimiento somos nosotros mismos. Krisna complace los deseos de todos. Quisimos estar en este mundo material, y Él nos lo concedió; y si queremos salir, también lo hará. Krisna está en el corazón de todos, Él es el sancionador, dice sí o no, Krisna nos ha permitido venir aquí. Los Vedas dicen que hay cinco factores que determinan la acción: El ejecutante, el lugar de la acción, los sentidos, el esfuerzo, y el quinto es quien permite la acción, Dios. Por ejemplo, ustedes desearon, son los ejecutores, se encuentran en un lugar, ponen su sentidos en lo que estoy diciendo y se esfuerzan al poner atención al escuchar; quien complació este deseo fue Krisna. Si Él no lo hubiese permitido, algo habría impedido esta acción. Los que crearon el barco más grande del mundo, de ese entonces, el "Titanic", decían: "Ni Dios puede destrurilo". ¿Qué pasó? Más tardaron ellos en decirlo que Dios en hundirlo. No somos controladores de nada, ni de la vejez, ni de la muerte; y los científicos están muy orgullosos, la gente los adora como dioses. La gente acepta como hecho real las especulaciones que ellos publican. Pero no controlan nada y aun así declaran que en el futuro no van a morir, ni se van a enfermar, que no envejecerán ni volverán a nacer. Claro, no es muy auspiciosos nacer en este mundo tan horrible. ¿Quién quiere vivir aquí? Incluso ellos quieren irse a la luna, pues aquí ya están aburridos. Los Vedas dicen que el alma tiene cinco apegos en este mundo material: Apego a su cuerpo, a la vida sexual, a la familia, a la ciencia, y a la religión tradicional. Esto no le permite ver a Krisna ni a Sus devotos.

bhogepsavah sakala-kamadan srtha-lubdhah
sarvathadam sukha-trsas ca sukha-svarupam
lokadhipatya-lasita jagad-isvaram tam
krsnam dvisanti danujah ku-dhiyo bataite

Los demonios anhelan el placer de los sentidos; aún así, ellos odian al Señor Krisna, Quien da todos los placeres a Sus devotos. Los demonios corren codiciosamente detrás del dinero; aún así, ellos odian al Señor Krisna, quien da toda riqueza a sus devotos. Los demonios aspiran a obtener una situación feliz en la vida; aún así, ellos odian al Señor Krisna, el Maestro de todos los Universos. De esto, podemos concluir que los demonios no son muy inteligentes, porque ellos han llegado a ser los más encarnizados enemigos de la única persona capaz de cumplir sus deseos. (Sri Govinda lilamrita 17 . 28)

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on May 14, 2008, at 07:35 AM