B.V. Harijan Swami

La Lujuria

La lujuria no hace discriminación, no respeta a nadie. Nos hace olvidar las sagradas escrituras, la Suprema Personalidad de Dios, y que uno va a tomar un cuerpo animal en su próxima vida. Esta es la enfermedad cutánea que tiene a todos atados a este mundo material. Para el transcendentalista este mundo es como una cárcel en la que se está pagando cadena perpetua, él está años y años pensando en cómo salir de ella; en cambio el pensamiento del materialista es cómo poder disfrutar más.

La enfermedad más grande del alma es la lujuria, pero al experimentar un placer superior, ésta abandona el placer inferior. Los gnósticos dicen que la mejor forma de avanzar espiritualmente es siendo casados y ejecutando la "magia sexual", pero nuestra filosofía vaisnava es evitar la actividad sexual. Sólo se admite para procrear. El Señor Caitanya decía: "No te asocies ni pienses en mujeres, ni siquiera en sueños". Hoy en día los hombres se asocian hasta con una muñeca de madera; por ver una foto, o por escuchar un sonido femenino, ya caen. El mundo actual es controlado por el sexo femenino, por ser la era de Kali yuga. Al sexo femenino lo llaman sexo débil, pero los hombres también son sexo débil, porque éste debería proteger a las mujeres y no lo hace. Cuando uno es sincero y tiene un placer superior minimiza estos deseos; las personas materialistas (karmis) por medio de la carne están incrementando estos deseos materiales. Las recreaciones que el karmi tiene son sólo para no dar puntada sin dedal y a quien se le atraviese, no respetan; en cambio los devotos tienen una filosofía por la cual respetan a las mujeres. El deseo de irrespetar está allí, pero no se le da rienda suelta, los devotos tienen que controlar los deseos. Pero si desarrollamos amor por Krisna sería el mejor estímulo, el mejor placer; mas como no hemos llegado a ese nivel, tenemos la filosofía. Si por el resto de la vida cantáramos Hare Krisna, Hare Krisna Krisna Krisna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, encerrados en este cuarto, amarrándonos la mente, nos echaran llave y nos ataran para no poder salir, ¿seríamos habitantes del mundo espiritual?, quien sabe! El sexo es un enfermedad, pero tenemos la misericordia de Krisna quién nos dejó este proceso que nos vuelve puros, nos da realización y hace que no nos volvamos animales. Este es un placer superior que hace dominar al placer inferior, y esta es la vida espiritual; debemos esforzarnos, recordar siempre a Krisna, comer poco. El hombre que conquista la lujuria es poderoso; quién se salva de ella es muy valiente. Por eso se dice que salir de este mundo material es casi imposible. Para esto nos dan las regulaciones (no comer carnes, ni huevos, ni pescado, no hacer sexo ilícito, no jugar al azar, no intoxicarse de ninguna manera), ser un soltero célibe o casado regulado, y siempre debemos estar orando día y noche al Señor Supremo. Él nos escucha cuando oramos con gran intensidad. Él nos escucha y viene en nuestra ayuda. Por ejemplo, Draupadi estaba en un momento difícil, pero oraba con plena fe, el Señor vino y místicamente la protegió. Por misericordia de Krisna es que estamos acá, si no hemos violado los principios y si estamos sirviendo a Krisna renunciadamente, no es por nuestra gran inteligencia, porque en el mundo material hay personas más inteligentes que nosotros y no son célibes. El control de los sentidos sólo se logra por la pura misericordia del Señor. Eso mismo dijo Brahma: "Oh mi gran Señor, oh gran actor las pobres almas condicionadas están influenciadas por el hambre, la sed, las secreciones, la bilis, atacadas por un verano sofocante, severo frío muchos otros elementos perturbadores, dominadas por fuertes deseos sexuales y una infatigable ira, me compadezco de todos ellos". Entonces es por pura misericordia de Krisna y de Sus devotos puros que podemos llevar vida espiritual, si no, ¿qué estaríamos haciendo nosotros? Menos mal que tenemos los santos nombres de Krisna: Hare Krisna Hare Krisna Krisna Krisna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, y cuando uno los canta con gran intensidad, con gran conciencia, pensando que estos nombres no son ordinarios, que son transcendentales, que son Krisna mismo, uno recibe protección. Si al tratar de situarte en el servicio devocional a Krisna caes debido a tu debilidad, por haberle adorado y servido, Él te va ayudar. Pero debemos tener fe en que Krisna está a nuestro lado; si uno duda de esto no tendrá esperanza de salir de este mundo material, pues ¿quién más te va a sacar de este cautiverio? Krisna es quien más nos conoce, Él sabe nuestro pasado, presente y futuro. Krisna nos vino a dar Su misericordia a través de este dulce proceso sumamente atractivo. Tan atractivo que uno renuncia a este mundo material; por eso estamos en él. A través del esfuerzo permanente, el sexo ilícito tanto burdo como sutil se va dejando atrás. Debemos tener más fé en Krisna, más oración, Él nos va a ayudar. Pero si somos relajados, si no lo tomamos en serio, no vamos a poder controlarnos. Quien pega primero pega dos veces, por esto debemos ganarle la pelea a Maya, levantándonos muy temprano, esforzándonos por meditar en los Santos nombres, huyendo de la complacencia de los sentidos, buscando la compañía de los devotos, escuchando la clase (filosofía védica) bien despiertos. Tenemos algo de conciencia inferior y algo de conciencia superior, las dos están peleando; claro, la persona sincera lleva ventaja. La lucha es de todos los días, por esto uno tiene que exigirse constantemente. "La lujuria arde como el fuego y nunca se satisface". Bhagavad Gita.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on May 14, 2008, at 07:34 AM