B.V. Harijan Swami

Industrialización del Aborto

El aborto, de niños no nacidos aun, ha sido presentado como una solución aparente a la problematica de la vida moderna, solo que ahora se le quiere legalizar, tecnificar e incrementar como respuesta a la crisis económica. La falta de piedad de algunos seres llega al extremo de considerar que una criatura deberá morir hoy, para que no se muera de hambre el dia de mañana: "para que no pases por lo que yo he pasado hijo de mi alma". Por ejemplo, hay muchos así llamados "padres" y "madres" y "médicos" que son responsables por el infanticidio de 60.000 seres, como usted querido lector, que son asesinados en Bogota, anualmente. Los que están a favor del aborto quieren abusar de la democracia de ganarse la vox populi para eliminar el derecho más básico de la civilización humana, el derecho a vivir.

Ellos buscan la legalización del aborto siguiendo los pasos despistados de otros países "civilizados" al tratar de convencer a las masas, que son ignorantes del conocimiento médico, que en el vientre todavía no hay vida, también argumentan disfrasados de filántropos que mediante la legalización de los abortos se encontrará la solución a los desequilibrios de la sociedad; y que la injusticia y la carestia podrían erradicarsen con la matanza industrializada de las criaturas en el vientre de sus madres. Imagínese en nuestra patria donde la mayor parte de la gente se llama cristiana, si Maria, la madre de Jesucristo hubiese abortado su hijo por considerar que iría a sufrir muchísimo en el mundo: carestía, persecuciones y toda clase de vicisitudes, o quién sabía que importancia iban a tener despues de nacer, hombres como Simon Bolivar, Albert Einsten o Grabriel García Márquez. La idea del aborto muestra la profundidad de la crisis de valores en que se encuentra nuestra así llamada "sociedad moderna". El gobierno intenta proteger los intereses de los consumidores, de los industriales, de los pencionados, etc. ¿Solo porque estas criaturas no pueden hablar sobre sus necesidades y su deseo de vivir también? ¿Cómo se les puede negar la protección? La legalización del aborto será el entierro de la gracia y de la dignidad del del hombre y el político.

La campaña LIBERACIÓN POR EL CONOCIMIENTO del instituto a mi cargo está determinada a ayudar para que esto no suceda. La causa de la profunda crisis de valores es que en nuestra sociedad no se promociona la palabra misericordia, ni la compasión. Los programas de televisión, las sagrientas matanzas en las plazas de toros, tanto de hombres como de animales, la codicia por la plata, que hace que los hombres caminen sobre cadaveres la depravación de la industria cinematográfica, el maltrato de los indígenas y a la naturaleza, como la sistemática matanza de millones de animales a diario ha causado que el hombre ha llegado a este punto histórico. Ignorar la ley no es pretexto para transgredirla aunque el aborto se legalizara, el mismo sería una violación a las leyes de la naturaleza (ley del Karma: justicia infalible. Ojo por ojo, diente por diente) en otras palabras acción y reacción, tanto individual como colectiva. Los terremotos en Popayan o en México son reacciones, no casualidades. Somos responsables por lo que hacemos y por lo que dejamos de hacer también. El aborto no es la solución para resolver los males que aquejan a la humanidad. Muy por el contrario debemos considerar que la re-espiritualización de la sociedad es la única alternativa que tenemos. La lujuria, la avaricia, la explotación y la envidia, son los verdaderos males que hay que erradicar: Debemos luchar por alcanzar la purificación de nuestra existencia promocionando con todo corazón la misericordia, la veracidad, la limpieza interna y externa, en la realización de nuestra vida eterna.

Nosotros somos devotos de Krisna, la suprema personalidad de Dios y como colombianos no somos ajenos a la problematica social de nuestro país. Somos concientes de lo que es vivir en este mundo y sabemos que la solución para la evolución del género humano no es el aborto del mismo. Pedimos muy respetuosamente que cada persona reconcidere su manera de ser y participe verdaderamente en el proseso de transformación social que hoy se requiere. La democracia nos permite protestar, organizarnos con pancartas o por otros medios sencillamente porque usted no fue abortado.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on May 14, 2008, at 07:32 AM