B.V. Harijan Swami

Descargar pdf

La naturaleza de la edad moderna

La naturaleza de la edad moderna es que las religiones se critican, se envidian, ¿dónde estará esa religión que valora o que reconoce la superioridad de otra religión? ¿Dónde estará la persona que reconoce la superioridad de otra persona? Es muy difícil de encontrar porque hay mucha competencia, la competencia surge cuando uno está identificado con el cuerpo, claro también hay competencia trascendental, pero cuando uno está identificado con el cuerpo es que surge la competencia, incluso entre las religiones, incluso entre las personas que tienen conocimiento, pero tener conocimiento no significa tener pureza uno puede ser muy erudito y muy rápido de lengua y de la mente y hablar muy expertamente pero no quiere decir que tenga pureza, no puede haber amor y confianza entre las personas si no hay pureza, cuando hay pureza uno está libre de la malicia, del engaño, de la explotación y la duda pero, ¿si no hay pureza? Y en este mundo material es difícil encontrar personas puras hasta entre trascendentalistas, ¿qué decir entre la gente materialista ordinaria? Quien no tiene egoísmo, envidia y malicia es el devoto puro, él ve a todos como partes y porciones de Dios, cuando uno viene a la conciencia de Krisna como un bhakta ve solo defectos, es el kanistha adhikari, devoto de tercera clase, el devoto de segunda clase ve defectos y ve cualidades, hace énfasis en las cualidades y es indiferente a los defectos, pero el devoto puro es el más avanzado de todos, porque solamente ve cualidades, él no ve cuerpos, no ve castas, no ve credo, solamente ve al alma espiritual que está aquí envuelta, enredada y condicionada en este mundo material y por lo tanto él es dado a todos, él ama a todos y lucha por ocupar a todos en conciencia de Krisna y es muy agradecido con cualquier servicio que la entidad viviente hace para complacer a Krisna o para ofrecercelo a Krisna por lo tanto el devoto puro es el único que puede estimar, valorar, proteger e inspirar como debe ser a los demás. cualquier perturbación o ansiedad que usted cause a otra persona tendrá que recibir eso, nada se queda impune, no crea que no le va a pasar , si usted engaña a una mujer, en la próxima vida usted va a ser una mujer que es engañada, sino cree entonces espere al día en que llegue, si usted explota a alguien en la próxima será explotado, imginense si fuéramos conscientes de las leyes de la naturaleza y creyéramos plenamente no cometeríamos estos errores, debido a que nosotros no somos tan creyentes de Dios, de Sus leyes, ni del mundo espiritual, ni del karma es que muchos caemos, eso es cuando somos cubiertos por la energía ilusoria, ¿y cuándo somos cubiertos? cuando cometemos ofensas, las ofensas a otras personas principalmente a vaisnavas, claro karmis también, si uno comete ofensa a un karmi por ser orgulloso al creerse que es un vaisnava ¿o quién sabe qué? Porque uno también cae en ese error, por ser orgulloso y no tener compasión hacia las entidades vivientes, sino creerse que ya es un vaisnava, como dice Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati: "Mi querida mente ¿qué clase de vaisnava eres tú? Estas cantando Hare Krisna en un lugar solitario imitando a los grandes sabios como Srila Rupa Gosvami y Hari Das Thakur, pero ¿sabes qué? Tu canto o tu meditación es simplemente acerca de las mujeres... ¡estúpida! Así que tu canto es un engaño, tu bhajan es un engaño, ¿qué clase de vaisnava eres tú?". Entonces si alguien se cree un vaisnava está en el mayor error de la existencia, sin embargo hay tanta gente que presume de ser un vaisnava porque lleva los símbolos de un vaisnava, por que lleva tilaka y está bien rapado, lleva unas cuentas en la mano; vaisnava no es aquel que lleva símbolos vaisnavas, vaisnava es aquel que tiene una conciencia muy misericordiosa, muy compasiva, muy simple, sencilla, humilde, tolerante, cuando nosotros actuemos así entonces podemos decir que tenemos algo de vaisnava pero si no manifestamos dulzura, protección, sencillez, amabilidad, cortesía, servicialidad, amorosidad, estar libre de engaño, explotación orgullo vanidad y todas estas cosas entonces podemos decir que tenemos algo de vaisnavas, pero de resto ¿cómo podemos decir que somos vaisnavas? Si de nosotros todavía no ha salido esa propensión a engañar, criticar, politiquear, a la suciedad, al desorden, a querer disfrutar, explotar y engañar, de querer robar, entonces somos una caneca llena de basura esa es nuestra mente y nuestra conciencia, con esos deseos que están quemándolo casi vivito, pero usted tiene poca fe, poco deseo y determinación de querer sacarlos porque usted es amante de ellos, usted no quisiera que tampoco se fueran porque usted se gratifica, la mente se gratifica con ellos, pensando y meditando en esas actividades de complacencia de los sentidos, también le gusta Krisna pero también le gusta concebir o dejar estacionar tales deseos ahí porque usted se gratifica, sin embargo quien aplica estrictamente los principios que se manifiestan en las escrituras gradualmente se va purificando y un día verá las cosas claras, un día verá las cosas en su real perspectiva, desde un ángulo superior, podrá sentirse sólido, feliz, tranquilo porque ha superado todos estos horribles defectos que lo han desanimado y lo han hecho actuar correctamente, pero eso significa sacrificarse, tiene que invertir todo, tiene que morir, resistir, tolerar y trascender con mucha paciencia, con mucha perseverancia, con mucha renunciación, para que usted sea bendecido, si no actúa así entonces seguiremos siendo una caneca de basura, vida tras vida, en este mundo material, sin posibilidades de salir nunca de este mundo material.

Page last modified on April 04, 2010, at 07:02 PM