Atulananda Acarya

Descargar pdf

Sri Caitanya Mahaprabhu

Hace unos quinientos años
En la provincia de Bengal
Advino el avatar dorado
Quien propagó el Harinam

Sus brazos eran largos
Sus ojos como lotos
Hizo mil milagros
Hizo mil devotos

“¡Canten el santo nombre!
-Fue su continuo predicar-
Pues Su potencia esconde
Todo lo deseable a lograr...”

Recorrió toda la India
A todos dio su cantar
El nombre de Krishna, Govinda
Resonaba a su pasar

Sabios, reyes, mendigos
Se unieron a su redil
Todos eran recibidos
Y cantaban fuera de sí

Conocedor de los Vedas
Desde su tierna juventud
Dio la esencia verdadera
De todo saber y virtud

“La meta suprema
Es el amor por Dios
Toda alma es la eterna
Sierva de su Señor...

No busquen placer en la tierra
Pero sí limpien su corazón
Éxtasis puro les espera
Si llevan vida de devoción

No traten de enseñorearse
Eso es mundo de explotación
Son siervos, deben dedicarse
A cumplir el plan superior

Sólo la devoción conquista
El interés del Supremo Ser
No riqueza, vida erudita,
Ni aristocracia ni poder

¡Vuelvan sus vidas alegres!
¡Canten fuerte Hari Hari!
Den la espalda a los placeres
Lo temporal llama al sufrir...

Sé humilde como la hierba
Tolerante como el árbol
Respeta aún al que te hiera
Y así ensalsa al Amado...”

Aun las fieras de la selva
Se unieron a su cantar
No hubo un alma que pudiera
Resistirse a tanto amar

Ricos, pobres, juntos venían
A su canto y danza jovial
Mil platos se repartían
De alimento espiritual

Mahaprabhu mismo servía
Mucho mucho a cada uno daba
Mucho más de lo que podrían
Comer cinco de buenas ganas

“Este alimento es prasadam
Misericordia del Señor
Da amor, destruye el karma,
Despierta la devoción

Por el control de la lengua
Se vencen mente y sentidos
El sabio así recomienda
Ocuparla en redimirnos

La lengua gusta sabores
La lengua vibra sonido
Coman y canten el Nombre
Coman ésto que es divino...

Dio la Verdad más profunda
En la forma más sencilla...
Aprovecha, alma, tu fortuna
Llena tu ser de alegría

Hay un mundo para cisnes
De cielo azul, lagos claros
Ve tú, y a otros miles
Verás volar a tu lado

Toma el Nombre, toma el Nombre
-Sri Chaitanya nos decía-
En el mundo no habrá donde
Este canto no se diga...”

Al occidente lo trajo
Un emisario espiritual
De India vino en un barco
Para darnos el cantar

Regocija tu alma
¡Oh lector!¡Amado ser!
Toma el Nombre, alma alba,
A ti deseo, todo bien...

Page last modified on April 09, 2008, at 03:11 PM