Atulananda Acarya

Descargar pdf

Instrucciones de Prahlada a sus Amigos

Sri Prahlad dijo:

Si uno es inteligente, ya en edad temprana,
Debe cumplir con su deber hacia Bhagavan
Pues difícil se adquiere esta forma humana
La cual todo nos concede aunque es temporal

En tanto uno se mantenga en esta vida
Es natural que a Visnu quiera adorar
Pues El es la persona más querida
El amo del alma y un amigo en verdad

Oh hijos de ateos! el placer de los sentidos
Que el alma al vincularse con el cuerpo obtiene
Se da sin esfuerzo, por arreglo divino,
Tal como el dolor, que sin ser llamado viene

Por ello no se esfuercen en gustar placeres
Pues sólo en costearlos se va el valioso tiempo
La meta preciada, por desviarse, se pierde:
Quien es Mukunda, el que borra el sufrimiento

Por esto el hombre inteligente se esfuerza
En alcanzar pronto el fin más elevado
Mientras que en este cuerpo aún se encuentra
Y lo tiene firme, sin decaer, y sano

Como mucho el hombre vive cien años
De los cuales, si no controla sus sentidos,
La mitad de ellos son desperdiciados
Tan sólo durmiendo, en la ignorancia sumido

Diez años pierde como ingenuo niño
Otros diez entre juegos y deportes
Veinte en la vejez, cuando decaído,
Para mantenerse necesita soporte

El resto gasta en sus insaciables deseos
Dominado por el poder de la ilusión...
Y porque centra en la familia sus apegos,
Este insensato olvida servir al Señor

¿Qué persona aferrada a su familia
Bajo el poder de sentidos descontrolados
A quien el firme lazo del afecto domina
Pondrá en liberarse verdadero cuidado?

¿Quién puede dejar su deseo de ganancia
Si más querida que la vida se vuelve...?
Mercantes, ladrones, soldados, por su causa
Arriesgan su propia existencia y la pierden

¿Cómo a esa querida y comprensiva esposa
Con la que en la privacidad se complace
Y que junto a su amistad le da la graciosa
Dicha de hijos de entrecortado lenguaje

Sus hijos e hijas mayores recuerda
Hermanos, hermanas, y padres ancianos
Su casa afanado decora y arregla,
Ahorros, animales, siervos... cómo dejarlos?

Se enreda así como gusano de seda
Por su codicia y deseos insaciables
Y dándole importancia a su sexo y lengua
No supera su ilusión infranqueable

Su vida pierde en mantener su familia
Y olvida la meta por ser inconciente
Las tres miserias siempre lo castigan
Y así sin alegría, frustrado se siente

Absorbe su mente en ganar más riquezas
Y aun sabiendo que es malo, roba a otros y engaña
Sabe que al morir le espera suerte funesta
Mas su apego y deseos, su inteligencia empañan

¡Oh hijos de ateos! aun quien por sabio es tenido
Se centra en los suyos e ignora el bien general
Y piensa:"esto es de los otros, y esto es mío..."
Así este ignorante desconoce la verdad

Es sabido que en ningún tiempo ni lugar
Alguien que ignora el ser y al Señor Supremo
Se ha liberado de la atracción sexual
Que aumenta la ilusión y crea cautiverio

Por ello ¡oh amigos!, muy lejos mantengan
La presencia de esos disfrutadores
Y adoren a Narayan, Señor de los devas,
Pues se libera quien le rinde honores

A Acyuta, el Infalible, se le complace
Sin mayor esfuerzo ¡oh hijos de incrédulos!
Está en todos como el amigo más grácil
Y siempre uno puede servirlo y tenerlo

En toda forma de vida está presente
Desde Brahma hasta los seres inmóviles,
En el Mahat-tattva, en sus ingredientes,
En los elementos y sus transformaciones,

En las modalidades, en su equilibrio,
Y cuando éstas están inmanifiestas...
Aunque es uno, a todo extiende Su dominio;
Bhagavan el Supremo, no se desconcierta

En su aspecto como la Gran Alma interna
Observa el corazón de todos los seres
Todo está en El y en todo El se integra
Mas describir su grandeza no se puede

Plena de bienaventuranza es la forma
De este exclusivo controlador Supremo
Y porque lo cubre la energía ilusoria
No comprenden Su existencia los ateos

Con todos los seres en consecuencia
Sean compasivos y amistosos
Dejen su maligna naturaleza
Y así el Intangible estará dichoso
Quien al Ilimitado complace...¿qué no obtiene?
Los logros del mundo ya son dados por sus leyes
Mas los bhaktas ningún interés aquí despiertan
Ni en dharma ni en moksa, sólo en Dios se concentran

Este saber sobre el bienqueriente, Narayan,
Es trascendental y difícil de comprender
Sólo quien se rinde a un santo como Narada
Lo aprende si se baña en el polvo de sus pies

Por ello este análisis que de mí oyeron
Que es puro, filosófico y científico
Muestra el deber común hacia el Supremo
Y lo enseña Narada, quien ve al Gran Místico

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on April 30, 2008, at 05:37 PM