Atulananda Acarya

Descargar pdf

Mahajanas

Brahma

¡Oh Brahma! Padre creador
Cantas con tus cuatro bocas
Las glorias del Señor
Y Su devoción evocas

Principio del parampara
Recibe tu corazón el Veda
Y sólo por servir la Verdad
Es que estos mundos creas

Narada

¡Oh Narada! Santo perfecto
Acompañado por tu vina
Cruzas el universo
Alabando a Sri Krishna

Bendices toda entidad
Asistes en cada lila
Tu nombre revela que das
Al hombre lo que alivia
(Nara: seres, da: que da)

Siva

¡Oh Siva! Dulce, bondadoso, místico,
En Kailas resides, meditabundo,
Miras sonriente, gracioso, pacífico,
Sentado en tu piel, ajeno al mundo...

El dham proteges y eres emblema
De los devotos consagrados
No hay alma a la que te niegas
A Cupido venciste, ¡santo! ¡bravo!

Kumaras

¡Oh Kumaras! Hijos de Brahma
De casta vida, celestial pureza
No hay verdad que se les calla
Resumen son de sabiduría y belleza

Dennos el secreto preciso
Para alcanzar esa verdad profunda
Que lejos del mundano hechizo
Con nectáreo éxtasis se inunda

Kapila

¡Oh Kapila! A Tu madre Devahuti
Le enseñas el sankhya que todo explica
Se librará quien atento escuche
Tu revelación clara y analítica

“Ya no temo el cautiverio de maya”
Dijo Tu madre tras escucharte
Del jñana al bhakti lleva Tu palabra
¡Que al más alto logro sabe encumbrarse!

Manu

¡Oh Manu! ¡Svayambhuva! Padre nuestro
El cuerpo de leyes diste a éstos tus hijos
En guiar nuestros pasos eres perfecto
En darnos la ciencia de los sacrificios

Hablas al brahmin, ksatriya, vaisya, sudra,
A la humilde mujer, a todos aleccionas,
Sabiendo el sentir de cada criatura
Quitas cabal lo que las condiciona

Prahlad

Sólo tú sabes ¡Oh Prahlad! Santo niño
Con cuánta amenaza te acechó tu padre
Serpientes, veneno, fieras, abismos...
No dieron a tu oración celo cobarde

Al fin Nrisimha rompiendo un pilar
Con aspecto temible vino a salvarte
Mató al opresor, Lo supiste adorar,
Y por tu padre y el mundo le rogaste

Janaka

¡Oh Janaka! Padre de Sita
Amo de Ram, rey puro, veraz
Te cita Krishna en Su bello Gita
Como alma liberada y ejemplar

Por consagrar cada acto al Señor
La ciencia de la acción enseñas
Cómo se alcanza la perfección
Haciendo de la vida una entrega

Bhisma

¡Oh Bhisma! Devoto puro y oculto:
tras tu armadura de fiero guerrero
Flechas fue el rezo de tu secreto culto
Y acostado en ellas fue tu último ruego

Tras enseñar el Veda al rey del mundo
Pediste al Señor que ante ti se disponga
Cantaste tu amor, lo miraste profundo
Y te fuiste donde Él, quien el bien corona

Bali

¡Oh Bali! Al universo entero subyugaste
Y cuando a Vaman, tres pasos suyos diste en promesa,
Con dos lo abarcó todo, mas cumpliste triunfante
Al decirle: ¡Oh Señor! Da el tercero en mi cabeza...

Así rendiste tu posesión y persona
Yendo contra toda advertencia y mal consejo
Al dar lo temporal ganaste eterna gloria
Y de Indra y del mundo pasaste a ser maestro

Sukadeva

¡Oh Sukadeva! En tu juventud reuniste
a los sabios del insondable universo
Sobre el rey Pariksit y los demás vertiste:
El más dulce saber, fruto selecto

Diste la clave para el logro supremo
Para no renacer en repetidas vidas
Para conocer el amor puro en pleno
Y alcanzar los pies de la más querida

Yamaraj

¡Oh Yamaraj! Dios de justicia
Con el karma corriges a malos y buenos
Es sujeto a ley quien no solicita
Servicio amoroso al Supremo

La gloria del canto del nombre
Declaras en el Bhagvatam a viva voz
Y que sólo castigas a quienes se oponen
A reverenciar y servir al Señor

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on April 30, 2008, at 05:57 PM