Atulananda Acarya

Descargar pdf

Libertad

Muy bellamente Sridhar Maharaj nos explica el concepto de armonía como una gran sinfonía de distintas melodías y sonidos, cruzándose entre sí, chocando, con altos y bajos, con repentinos clarines y silencios de descanso. Todo se armoniza en el Supremo. Todo en Él es perfecto. Es un estudiado desorden, a veces osado e inesperado, y finalmente atractivo y maravilloso.

Para que exista armonía debe existir la individualidad de personas que armonicen entre sí, y esta individualidad se refiere al plano de la conciencia, es decir, a la conciencia individual. Esta individualidad no es tan sólo a nivel corporal sino que también en el plano de los gustos y conceptos. Esto es paradójico pues a pesar de que la escuela del bhakti nos exige la máxima rendición encontramos a la vez en ella la máxima libertad. El devoto puede muchas veces estar en desacuerdo con su mismo Supremo y adorable Señor.

Ejemplo de esto lo encontramos en muchas partes. Los devotos no están de acuerdo con la salida de Krsna de Vrndavan, ni con el sannyas de Mahaprabhu. Incluso dentro del mismo Supremo hay divergencias como en el caso de Krsna y Balaram donde este último sentía más simpatía por Duryodhana, o no quería casar a Su hermana Subhadra con Arjuna. En el Ramayan de Valmiki vemos cómo el Señor Rama era de una opinión cuando tuvo que enfrentar Su exilio, sin embargo Laksman, Bharata e incluso Su mismo padre Dasarath mostraron tener opiniones diferentes a la Suya. Laksman también se sintió muy desgraciado al tener que desterrar a Sitadevi y por ello prometió no volver a ser el hermano menor del Señor.

No parece que los devotos dejan su parecer o forma de pensar para aceptar la del Señor, más bien parece ser que ellos se rinden a Su voluntad. Ellos acceden a darle plena libertad al Señor sabiendo que Él es el Supremo Bien y que hará lo que es más propicio para todos. Ni en las esferas más elevadas se puede entender cómo Krsna hace las cosas y siempre veremos diferencias de opiniones.

Esto también se puede ver incluso en la relación entre los devotos. Los Pandavas por ejemplo eran de distintos pareceres. Bhima habría actuado de una manera muy diferente a como lo hizo su hermano Yuddhisthira ante el destierro y la ofensa a Srimati Draupadi; aun así los cuatro hermanos siguieron con toda rendición al mayor. En el Brhad Bhagavatamrtam vemos a los devotos de Narayan declarar que Su Señor es el Supremo y que Krsna es sólo una de Sus muchas manifestaciones. Ellos muestran este concepto muy convencidos, pero el corazón de Gopa Kumar no se sentía satisfecho al escuchar esto, no podían convencerlo, en su interior algo se negaba a aceptar.

Esta diversidad de conceptos la encontramos tanto en este mundo como en el mundo espiritual y pienso que debemos aprender a convivir con ello. Esto quizás requerirá de nuestra tolerancia, pero como dice Sridhar Maharaj, “ la tolerancia dará nacimiento a una mayor armonía, la cual a su vez puede tolerar todo tipo de oposición, ya que es todo acomodaticia...”

Prabhupad nos pidió abertura mental y tolerancia. Esto puede parecer algo muy básico, pero si lo practicamos verdaderamente, nos abrirá las puertas a niveles de conciencia muy superiores que ya no están regidos por la lógica sino por el amor.

Este tema de la diversidad ya lo presentó Platón en su estudio de la metafísica. ¿Porqué por ejemplo, al conocer un árbol, conocemos todos los demás?- se preguntó él. Los árboles difieren enormemente unos de otros, pero aun así, al conocer un árbol ya podemos reconocer a todos los demás, aunque sean grandes o chicos, con o sin hojas, parados, caídos o quemados, etc. Así podemos ver que la diversidad es algo natural en toda cosa de la vida y que la esencia es lo que debe ser captado, esto sería “lo metafísico,” aquello que está más allá de la materia.

En otras palabras la materia nos encierra en conceptos sectáreos, pero más allá de ella está la unidad esencial en el mundo de las esencias. Para nosotros ese mundo de las esencias es el de las jivas en amorosa reunión con Sri Sri Radha Krsna en el mundo espiritual, donde también primarán las diferencias.

Srila Bhaktivinod Thakur nos hace apreciar el sentimiento vaisnava incluso en santos de otras religiones, tan amplia fue su visión esencial. Él dio la mayor importancia al amor por Dios y descartó las diferencias de aspectos o de ritos que puedan ser practicados en distintos credos.

Así nuestro acercamiento debe ser amplio, estamos obligados a ello, debemos temer que el deseo de presentar nuestras ideas no se vuelva una imposición hacia los demás.

Vemos que Sri Krsna es servido de tantas maneras diferentes. Srimati Radharani es experta en este servicio y por eso ella adopta tantas formas diferentes. Se expande en toda Vrndavan, ella misma es rebelde pero es muy sumisa como Candravali. En Dvarka se representa como Satyabhama y allí es una reina... Ella se vuelve árbol, río, pájaro, enredadera, sol y luna, para complacer a Krsna. Ella es hladini sakti y así Su energía se transforma en formas ilimitadas para dar placer a Su Señor.

Debemos crecer como personas en nuestro acercamiento a la Persona Suprema. Nuestra verdadera identidad se irá desarrollando en forma gradual. Para ello Sri Krsna quiere que avancemos de acuerdo a nuestra naturaleza y que de acuerdo a nuestra capacidad lo sirvamos. Nuestra rendición crecerá en forma gradual en la medida que nuestro corazón sea capturado por la gracia de Sri Guru y los vaisnavas.

Por ello la hipocresía no es necesaria. No hay porqué aparentar un supuesto avance si aun no lo tenemos, más bien debemos ocupar la posición negativa, como nuestros Acaryas nos han instruido, y sentirnos muy descalificados. Al mismo tiempo debemos reconocer cuánto necesitamos a los demás vaisnavas, y si desarrollamos un amor fraternal hacia ellos, podremos tolerarles muchas imperfecciones, tal como ellos lo harán con nosotros.

Sólo el bhakti traerá la armonía, porque sólo el amor puro de Krsna es el que gobierna la sinfonía de nuestras existencias. Sabemos que Krsna prefiere más el regaño de Sus devotos que las glorificaciones de los extraños que se acercan con propósitos materiales. Esto es porque el amor es el factor esencial, es la esencia de todas las esencias o la quintaesencia; sólo el prema puede dar cabida a las posibilidades infinitas donde el Infinito puede sentirse a gusto, cualquier otra imposición del mundo inferior de la lógica o la filosofía mundana, sólo se quedará con sus moldes rotos.

Este sencillo parecer presenta a los pies de los devotos Atulananda das.

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on April 07, 2008, at 08:40 PM