Atulananda Acarya

Descargar pdf

Demonios

Dhenuka el demonio asno, murió en Talaván,
En el bello bosque de ricas frutas y hermosas flores,
Como los nectáreos frutos que el bhakti nos da,
Pero este especulador, no daba acceso a esos sabores.

A Kaliya, la serpiente de cien fauces, cargadas
De vanidad, malicia, duplicidad e inmisericordia,
Como males que atacan y envenenan el alma,
La venció Krsna danzando y mostró Su gloria.

Vatsasura es el demonio ternero,
—Es codicia material que no madura,
Dirigida por un corazón enfermo—
Lanzado a un árbol, cayó de su altura.

Bakasura vino como peligroso pájaro,
—Es la astucia, la falsedad e hipocrecía—
Lo bifurcó Krsna como a hoja de pasto,
Dando a Sus amigos paz y alegría.

Putana envenenó sus pechos,
Para matar a Krsna con su leche,
Así mismo hay falsos maestros,
Cuyo saber conduce a la muerte.

Aghasura la serpiente larga,
—Es el odio, violencia y maldad—
Quiso tragarse todo Vrindavan,
Mas Krsna la consiguió asfixiar.

Kesi vino como un gran caballo,
Y atacó a patadas y a mordiscos,
—Es el orgullo por riqueza y por fama de sadhu—
Krsna lo asfixió, con una mano en su hocico.

Era el plan de Kamsa, el cruel rey,
Que lo protegiera Kuvalayapida,
Elefante de inmenso poder,
Pero fue muerto por Krsna.

A Krsna pusieron bajo el demonio carro,
Que es los anarthas, orgullo, pereza, el mal hábito,
De una patada lo quebró con enfado,
Cuando llamaba a Yasoda entre llantos.

Trinavarta apareció y causó tenebroso remolino,
Oscureciendo como el pedante elucubrar seco,
Y cuando triunfal en su vuelo, llevaba a Krsna cautivo,
Cayó de gran altura, sin soportar Su peso.

El orgullo causado por aristocracia y riqueza,
Crece como dos grandes árboles hasta el cielo,
Le acompañan además intoxicación e insolencia,
Mas Krsna esta vez, los tiró con un mortero.

Karma y jñana despiertan duda y escepticismo,
Y la majestuosidad desdeña la dulzura del amor,
Así Brahma ilusionado roba terneros y niños,
Mas Krsna le muestra ser, el absoluto Señor.

El incendio tras vencer a Kaliya:
El roce entre países, opiniones y credos,
Enciende el fuego del odio a los demás,
Mas al escuchar los pasatiempos del Supremo,
Se extingue este incendio y se establece la paz.

Pralambhasura creció como el libertinaje,
Como la codicia y el deseo de fama y honor,
Mas Balaram frenó su crecimiento abismante,
Con el golpe certero que bien le propinó.

El otro incendio

Las palabras y ardides de los ateos,
Que envidian la religión y a los santos,
Prenden en la sociedad un gran fuego,
Que Krsna lo traga, imponiéndole un alto.

Las esposas de los brahmanas,
Cuando Krsna les envió a pedir comida,
Dejando maridos, casta, rituales y yajñas,
Sin dudar Lo sirvieron con alegría.

La adoración a los devas y a brahman,
Es cosa que Krsna no tolera,
Al levantar con Su meñique Govardhan,
Muestra que es Él la Persona Suprema.

Un día una serpiente se tragaba a Nanda,
Y Krsna y Balaram lo fueron a salvar;
Tal como del pensamiento mayavada,
Nos libera Krsna con Su famoso cantar.

Sankhasura, el demonio de la bella caracola,
Representa lujuria y codicia por fama y riqueza,
Krsna lo mata y da a Balaram su valiosa joya,
Salvando a Sus gopis, el bien y la pureza.

Vyomasura, el demonio que vuela por el cielo,
A niños y terneros encerró en una caverna;
Es la asociación mundana, que niega lo eterno,
Los santos dan la esencia, la vida verdadera.

En una encantadora noche otoñal en luna llena,
Llamadas por Su flauta van las gopis a bailar con su Señor,
Hubo temor, unión, separación, búsqueda, penosa espera,
Ahora sí el éxtasis del baile, excelsa cima del divino amor.

Sigiloso Krsna en un lugar del Yamuna,
Robó a las gopis sus ropas y se subió a un árbol,
Las hizo acercarse desvalidas, desnudas,
“No teman, les dijo, Me tendrán por su Amado.”

Muerte de Kamsa

Kamsa, el gran peso del mundo, el gran demonio,
Afligió a vecinos, padre, hermana y sobrinos,
En la arena del drama, a vista de todos,
Lo mató Krsna para darnos alivio.

Krsna con Sus amigos roba la mantequilla,
Que es suave y blanda, como debe ser tu corazón,
Para que así Él venga y en forma sorpresiva,
Se adueñe de tu vida y te embargue con Su amor.

Autor: Atulananda Acarya

Editor en Bhaktipedia: Sati dd

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on April 29, 2008, at 02:03 AM