Atulananda Acarya

Descargar pdf

El Bhagavad Gita
Textos del cassett de la opera rock

Hace cinco mil años, en el lugar sagrado de Kuruksetra, los hijos de Pandu y su hermano Dhrtarastra, se disponían a librar una guerra fratricida, pues a los cinco hijos del primero, les había sido usurpado el trono por su tío.

En el reino de Bharata Varsa debían restaurarse los principios del Dharma, y el mismo Señor Krishna ordenó esta batalla. El sería el conductor del carro de Pandava Arjuna, quien le pidió a su Señor, colocar antes la cuadriga, en medio de ambos ejércitos.

Suenan caracolas, cuernos, trompetas
Retumban tambores, alistan sus flechas
La guerra, la guerra, va a empezar,
Fallaron los intentos de paz.
Duryodhana no les quiso dar, a los pandavas ni una ciudad
No, no, no les daré, ni lo que cubre un alfiler (bis)
En el juego de dados lograron engañar
Dejaron sin nada a Yudhisthira Maharaj
A su esposa Draupadi quisieron desnudar
Mas llamó a Govinda y la vino a salvar
He Govinda, He Gopal...

Doce años de destierro siguieron después,
Mas uno en cautiverio sin dejarse ver
Duryodhana no les quiso dar, a los Pandavas ni una ciudad
No, no, no les daré, ni lo que cubre un alfiler

Dhrtarastra:

Oh Sanjaya! que han hecho mis hijos y los hijos de Pandu, encontrándose en el lugar sagrado de Kuruksetra, deseosos de luchar?

Sanjaya:

En el campo de Kuruksetra están,
Cuatro caballos blancos tiran la cuadriga en que su auriga es Bhagavan
El gran arquero Arjuna allí va, en su estandarte Hanumán...
Allí el viento, allí el viento, con las flechas de Arjuna
Bhisma toca su caracola, como rugido de león
Arjuna la Devadatta, la Pancajanya el Señor
Bhisma su caracola Paundra, Yuddhisthir la Anantavijay
Nakula y Sahadeva, la Sughosa y Manipuspaka
Miles, miles de caracolas destruyen los corazones de los hijos
de Dhrtarastra.

Arjuna:

Oh infalible!, por favor coloca mi cuadriga entre ambos ejércitos, de manera que pueda ver quién está presente aquí, quién desea luchar, y con quién debo lidiar en esta gran batalla.

Krishna:

Mira Arjuna, como se encuentra los Kurus allí reunidos...

Arjuna:

Ante... Bhisma, Drona, y todos los caudillos del mundo...
Hijos, amigos, parientes, suegros, abuelos, tíos maternos...
Mi boca se seca, mi cuerpo tiembla, Gandiva resbala de mis manos
Mi mente da vueltas, solo preveo el mal.

No veo como puede resultar bien alguno el matar a míos propios parientes en esta batalla, ni puedo, mi querido Krisna, desear ninguna victoria, ni reino, ni felicidad subsecuentes, ¿que ganaríamos y cómo podríamos ser felices haciendo esto?

Oh sustentador de los seres!, no estoy dispuesto a luchar contra ellos, ni siquiera a cambio de los tres mundos, mucho menos por esta tierra, si acabáramos con ellos el pecado nos vencerá, por lo tanto, no es correcto que matemos a los hijos de Dhrtarastra y a nuestros amigos...

Con la destrucción de la dinastía,
La eterna tradición se termina
La irreligión predomina en la familia, la mujer se degrada y da vida a prole no deseada...hay de mí, hay de mí
Que extraño es verme preparado, a cometer tantos pecados,
Con el fin de disfrutar
Prefiero morir desarmado, ante Dhuryodhana y sus hermanos
¿Para qué resistir?
(dijo así, tirando su arco a un lado)

(Principio del 2)

Krishna:

Mi querido Arjuna, ¿de dónde te han venido estas impurezas? No son en absoluto dignas de un hombre que conoce los valores progresivos de la vida, no conducen a los planetas superiores sino a la infamia... Oh hijo de Prta!, no cedas a esta impotencia degradante, no te corresponde, abandona esta mezquina flaqueza de corazón y levántate!

Arjuna:

¿Como atacaré con flechas, a hombres como Bhisma y Drona?
A ellos que han sido mis maestros
Codiciosos y con defectos son, son superiores a mí
Son superiores a mí
¿Cómo Krishna seré feliz gozando un botín por la sangre de ellos manchado?
Confuso estoy, no sé que hacer, dime Tú qué es mi deber
Rendido estoy ahora a Tus pies... rendido estoy ahora a Tus pies
Dime, dime qué haré... dime, dime qué haré

Krishna:

Al hablar palabras doctas, te lamentas por lo que no es digno de lamentación, quienes son sabios, no se perturban ni por los vivos ni por los muertos...
No hubo jamás un tiempo en que Yo no existiese, ni tú, ni todos estos reyes, ni en el futuro, ninguno de nosotros dejará de existir...

Nacer, crecer, enfermar y morir, son cosas del cuerpo que no te atañen a ti
Alma eres, que esos cambios observas a tu cuerpo de niño, joven y mayor
Nada de eso en verdad llega, no dejes que el mundo te cause estupor
Recibes alegrías y penas, como frío en invierno y en verano calor
Se firme, Arjuna se firme, no dejes que el mundo te cause estupor
Nada de lo que acaba existe, solo lo real tiene duración
El alma no nace ni acaba son solo ropas que se cambia
Como al que nace la muerte es segura, el que muere nace, en esto no hay duda
Asombrosa, asombrosa es el alma, asombroso es tu ser Arjuna (bis)

Oh Partha! dichosos los ksatriyas a quienes sin buscarlas, se les presentan semejantes oportunidades de lucha, abriéndoles de par en par las puertas de los planetas celestiales... Si no participas en esta guerra religiosa, entonces ciertamente incurrirás en pecado por desatender tus deberes, y así perderás tu reputación como guerrero, la gente hablará de tu infamia, y para quien ha recibido honores, el deshonor es peor que la muerte

Lucha por luchar Arjuna, sin tomar en cuenta felicidad o sufrimiento,
pérdida o ganancia, victoria o derrota... y actuando así,
nunca incurrirás en pecado, nunca incurrirás en pecado
Hasta ahora te he hablado de sankhya...
Ahora escucha el conocimiento del yoga,
mediante el cual te librarás, del cautiverio de las obras...
En este esfuerzo no hay pérdida ni disminución
Y un pequeño avance en esta senda... lo protege a uno
del peligro mayor

Quienes están en este sendero son resueltos en su propósito y su meta es una, Oh Arjuna!, la inteligencia de los irresolutos, tiene ramificaciones ilimitadas

Tienes derecho a tu deber prescrito, mas no a los frutos de la acción
Nunca consideres ser la causa del fruto de tus actividades
Y jamás te apegues, al incumplimiento de tu deber...
Se firme en el yoga Arjuna, ejecuta tu deber,
Y abandona todo apego al éxito o al fracaso...
Semejante estabilidad... se llama yoga (bis)

Cuando tu inteligencia haya salido del espeso bosque de la ilusión,
Te volverás indiferente a todo lo que se ha oído, y a toda nueva elucubración...

Este es el camino de la vida espiritual y divina,
Después de alcanzarlo un hombre no se confunde más
Encontrándose así situado, entra al reino espiritual...
Entra al reino espiritual...(espacio, fin capitulo 2)

(Principio del 3)

Es mejor que cumplas tu deber aún en forma defectuosa,
antes que hacer de manera perfecta otra cosa, sin nada a temer, sin nada a perder

Arjuna:

¿Qué lo impele a uno Krishna, a una vida de pecado, como a la fuerza obligado a hacer el mal?(bis)

Krishna:

Es sólo la lujuria, que de las pasiones nace,
Que en distintas envolturas a los seres abate en la ilusión
Insaciable como el fuego, esta lujuria arde y crece
Desde ahora con esmero véncela sin más dilación
Superior a la materia, a los sentidos y a la mente, y a la misma inteligencia
Es tu alma eterna Oh Conquistador!
Insaciable como el fuego, este enemigo arde y crece,
Desde ahora con esmero véncelo sin más dilación

(Inicio del 4)

Yo instruí esta imperecedera ciencia del yoga al dios del sol Vivasvan, Vivasvan se la enseño a Manu, el padre de la humanidad, y Manu a su vez se la enseño a Iksvaku...
Esta ciencia suprema fue así recibida a través de la cadena de sucesión discipular, y de esta forma la comprendieron los reyes santos, pero en el transcurso del tiempo, la sucesión se rompió, y por eso la ciencia tal como es, parece ahora estar perdida.

Mas porque tú eres MI devoto y Mi amigo
Esta secreta ciencia hoy te describo, por tu gran amor a Mi, solo...
por tu gran amor a Mi...
Yo mismo desciendo milenio tras milenio, para cuidar a los buenos, y castigar el mal...
Aprende la verdad de un maestro espiritual, a sus pies rinde servicio, inquiere con humildad
Y así las dudas que te han surgido, quita con Mi saber divino
y armado con el yoga, levántate a luchar (bis)

(Inicio del 6)

El hombre debe elevarse mediante su propia mente, nunca degradarse, la mente es el amigo del alma condicionada, como también su enemigo...

Sentado solitario, en un lugar sagrado,
los sentidos domados, las pasiones y la mente
Mirando firmemente la punta de la nariz,
medita siempre en Mi (bis)
Así controlando, mente y actividad
el yogui bien situado va al mundo espiritual
Sin comer mucho ni poco, en el dormir igual,
Solo siendo moderado se puede avanzar...
La mente apaciguada, como llama sin temblar,
En samadhi situado, su yo puede observar
En todo me verá Arjuna, y todo lo verá en Mi
Esta conciencia alcanzando estará siempre feliz

Arjuna:

Pero la mente es turbulenta Krishna, difícil de controlar
Más que al mismo viento cuesta, conseguirla dominar
Este yoga que me enseñas yo no lo puedo aplicar (bis)

Y si el yogui fracasa, Krishna qué pasará
¿Acaso se desbarata como nube sin hogar? (bis)

Krishna:

Oh Partha Partha escucha!, nunca temas así,
Quien bien practica nunca un mal puede sufrir
Tras mil goces celestiales, aquí vuelve a nacer
Con más facilidades para poderme conocer
Oh Partha ! escucha, nunca temas así
Quien el bien practica nunca el mal puede sufrir

Un yogui es superior al asceta, superior al empírico y al trabajador fruitivo, por lo tanto Oh Arjuna!, sé un yogui en todas las circunstancias.

Y de todos los yoguis, aquel que siempre se refugia en Mi con gran fe, adorándome en amoroso servicio trascendental, es el que está más íntimamente unido a Mi en el yoga, y es el más elevado de todos.

(Inicio del 7)

De entre muchos miles de hombres, quizás uno procure la perfección, y de aquellos que la han logrado, difícilmente uno Me conoce en verdad.
Pues Oh conquistador de riquezas Arjuna!, no hay verdad superior a Mi, todas las cosas en Mi descansan, tal como las perlas ensartadas en un hilo.

Krishna:

Yo soy el sabor en el agua, la luz del sol y la luna
El Om en las escrituras, el sonido en el éter
Y la habilidad en los hombres
Soy la fragancia de la tierra. Yo soy el calor en el fuego
Soy la vida del ser viviente, y la austeridad del penitente
Soy la semilla de toda existencia, inteligencia del inteligente
Soy la fuerza de los fuertes, libre de pasión y deseo
Soy todo e independiente, y de todos su bienqueriente

Esta divina energía Mía , consistente en las tres modalidades de la naturaleza material, es muy difícil de superar, pero aquellos que se han rendido a Mi, pueden cruzarla fácilmente.

(Inicio del 9)

Transeúnte perdido, transeúnte perdido, en la gran ciudad,
¿cómo estás?
Trabajas para tus sentidos, trabajas para los demás
Nunca una luz en tu camino, que te diga a dónde vas, qué pasará
Atado a una red de nacimientos, interminables
Ofréceme una flor, ofréceme una flor, ofréceme una flor con amor
Y todo irá mejor
Dame tu trabajo tu actividad, dame tu esfuerzo tu amistad
Y de todo lazo te liberarás
Vive...pensando en Mi...de este sueño despierta...mira la verdad
Si Me recuerdas...al morir...a Mi vendrás, vendrás a Mi...
Mis devotos sobre Mi conversan, el origen de toda creación
Unos a otros se sustentan, imbuidos en mi devoción
Y nutro sus corazones, con la luz de Mi amor

(Capitulo 10)

Arjuna:

Tu eres el Brahmán Supremo, la morada el Purificador,
Primordial, Trascendental
La belleza omnipenetrante, todos los grandes sabios
Proclaman esto de Ti
¿Cómo meditaré en Ti? ¿Cómo contemplarte puedo, Señor de gloria sin fin?
Oh místico Supremo, cómo meditaré en Ti
Cómo contemplarte puedo, Señor de gloria sin fin

Krishna:

Oh Gudakesa soy ese Yo, que acompaña a tu corazón
Principio, medio y fin, de todo ser está en Mi
De las estrellas la luna soy, de las luces el radiante sol
De los sentidos la mente, soy el saber y la comprensión
De los sacrificios el canto... de los nombres del Señor
Arjuna soy la semilla, generadora de vida
No hay ser que pueda existir sin Mi
Oh vencedor del enemigo!, Mi ser no tiene fin
Esta opulencia que describo, es sólo un indicio de Mi

(Inicio del 11)

Arjuna:

Oh mi Señor!, si Tú crees que soy capaz de ver Tu forma cósmica, entonces haz el\\ favor de mostrarme ese Tu yo universal...

Krishna:

Mi querido Arjuna, Oh hijo de Prtha!, he aquí mis opulencias, cientos de miles de variadas formas divinas, multicolores como el mar. Pero no puedes verme con tus ojos actuales, por lo tanto, te doy ojos divinos, con los cuales podrás ver Mi opulencia mística.

Arjuna:

Es difícil ver Tu forma
de refulgencia deslumbrante
Con sus mazas, discos y coronas,
similar a un gran sol llameante
Tú eres el Supremo objetivo
Lo mejor del universo todo
Inagotable, y el más antiguo
Del Dharma eterno su custodio
Oh omnipenetrante Visnu!
Ya pierdo el control de mi mismo
Al ver Tus colores radiantes
Esparciéndose por los cielos
Y tus ojos y bocas en todas partes
Siento en verdad mucho miedo

A los hijos de Dhrtarastra
Junto con su reyes aliados
Y con Bhisma, Drona, Karna,
Y a todos nuestros soldados
A ellos Tus dientes aplastan
Y en Tus bocas son triturados

Oh Señor de forma tan feroz!
Dime quién eres por favor
Ofreciéndote reverencias
Recurro a Tu benevolencia
Y pido me hables de Tu misión

Krsna:

Como el tiempo destructor,
a todos he matado,
Menos a ustedes Mis pandavas...
Por ello ahora te digo:
Sé un instrumento Mío
en esta batalla

Arjuna:

Oh Hrisikes! (3)
El mundo entero se regocija, al oír Tu nombre
Y los seres perfectos Te adoran con oraciones
Y los demonios huyen, de aquí allá
Oh grandioso quien estás, por encima de Brahma
¿Quién no te va a adorar? (bis)
Oh ilimitado!, refugio del universo, único santuario
De lo manifiesto
Tú eres el aire, el fuego, el agua y eres la luna
Oh controlador Supremo! mil reverencias te debo

Reverencias por delante, por detrás y por los lados
Oh poder infinito...Tú eres el amo (bis)
Oh Hrisikes! (3)

Me siento alegre de ver esta forma universal, la cual jamás había visto, pero al mismo tiempo mi mente está perturbada por el temor, por lo tanto por favor, concédeme Tu gracia y revélame de nuevo Tu forma como la Personalidad de Dios, Oh Señor de señores!
Oh refugio del universo!

Krsna:

Mi querido Arjuna, es sólo mediante el servicio devocional puro que alguien puede comprenderme tal como Soy, como estoy ahora ante Ti, en mi forma de Krsna, y así verme directamente tal como soy, sólo de esta manera se puede entrar en los misterios de Mi comprensión, Oh vencedor de los enemigos!

(Inicio del 12)

Arjuna:

Oh Krsna! ¿A quiénes consideras más elevados, a quienes están correctamente ocupados en Tu servicio devocional, o a quienes adoran el Brahmán impersonal, lo no manifestado?

Krsna:

Yo considero como más perfecto, aquel cuya mente está fija, en Mi forma personal, dedicado siempre a adorarme, con gran fe trascendental...

Quien no sabe de envidia, y a todos da su amistad
quien nunca se cree el dueño, y siempre conforme está
Quien al mundo no perturba, y no se deja disturbar
En armonía conmigo, el es,
el es muy querido, muy querido para Mi

Quien no teme ni ansia, libre de esperanza material
Quien es puro y experto, y renuncia en su actividad,
el es, el es muy querido para Mi
Quien ni lamenta ni desea, quien no se aferra al placer o dolor
Quien sigue este sendero, de imperecedero amor, el es,
dedicado a Mi con fe, muy querido, muy querido... para Mi

(capitulo 14)

Tres, son tres, como cadenas de hierro, plata y oro
tres, son tres, como el origen de los colores todos
Cautivando la mente y el sentir, de mujeres y hombres
Tres, son tres...
Una te hará soñar, que eres grande en realidad
Que lograrás tener, todo bajo tu poder

Tres, son tres,
La otra te hará desear, conocer la verdad
Y buscar el placer, en lo cuasi inmaterial

Tres, son tres...(?)
La tercera te hará creer, que no hay esperanza ni fe
Que todo es fatalidad, penumbra y oscuridad

Tres, son tres...
Ellas luchan entre sí, para regir sobre ti
El sabio ve, solo a ellas actuando nada más
Las debes vencer, las debes cruzar
Las debes trascender y ver... que más allá
Está esa bondad espiritual, tu hogar, tu bien

(Capitulo 15)

Hay un árbol baniano, sus raíces hacia arriba
sus ramas hacia abajo, sus hojas son las ciencias
Nadie puede saber donde comienza ni termina
Es tan sólo un reflejo, en el lago del deseo
Este árbol derriba, armado del desapego, y de allí, y de allí
Ve arriba, ve arriba, donde el Supremo
Quien con la ilusión acaba, el orgullo y el apego
Quien conoce lo eterno, va a ese reino, va a ese reino

(capitulo 16)

Hay dos clases de personas, las divinas y demonios
No temas Arjuna, tú eres bueno
La arrogancia, el orgullo, la ira, la aspereza
La ignorancia y mil engaños, en los demonios se encuentran
Dicen que el mundo es irreal, que no tiene fundamento
Que no hay Dios ni verdad, que todo culmina en sexo

Hay dos clases de personas, las divinas y demonios
No temas Arjuna, tú eres bueno
Siguiendo sus conclusiones, ellos sin inteligencia
Holocaustos, tribulaciones, causan con sus ciencias
Atados a mil deseos, por la lujuria y la ira
Acumulan dinero, con presiones y mentiras
Codicia, ira, deseo... son las puertas de ese infierno (bis)
No temas Arjuna, tú eres bueno

(capitulo 18)

Oh vástago de Bharata!, ríndete a Mi por completo, por Mi gracia alcanzarás la paz trascendental y la morada suprema y eterna...

Así te he explicado la parte más confidencial del conocimiento, delibera sobre estoy luego actúa como desees...

Piensa en Mi siempre, y hazte Mi devoto
Dame tu reverencia, y adórame absorto
Deja todo deber, sólo confía en Mi
Nada ya has de temer, te haré puro y feliz

Piensa en Mi siempre, vivirás así conmigo
Es cierto, es Mi promesa, eres mi muy querido amigo
Es cierto, es Mi promesa, eres mi muy amado amigo

Sólo un devoto que no Me envidia, esta ciencia puede aprender
Dale a él Mi mensaje amoroso, al así hacerlo a Mi has de volver
El que escucha este canto Mío, deja toda angustia y temor
Y con su inteligencia Me adora, dime Arjuna ahora,
¿Se fue tu ilusión?

Arjuna:

¿Qué esperanza le queda al alma, que por sí sola busca salir?
¿Qué comprende? ¿A quién aclama, si no se rinde a Ti?
¿Si no escucha cuando cantas, ni se pregunta de si?
¿Qué esperanza la pobre ampara, si Tú no le hablas así?
Por tu gracia pude Krsna, recordar que te debo servir
Me rindo a Ti (bis)

Sanjaya:

Oh rey! Cuando recuerdo una y otra vez este canto y maravilloso diálogo entre
Krsna y Arjuna, me complazco alborozándome en todo momento...
Donde quiera que esté Krsna el maestro de los místicos, y Arjuna, el arquero
Supremo, allí estarán por cierto la opulencia, la victoria, el poder extraordinario y la moralidad, esta es mi opinión.

Así se habló el Gita, canto supremo del Señor.

Libro compilado por Atulananda Acarya, basado en el Bhagavad Gita - Tal como es de A. C. Bhaktivedanta Swami.

Autor: Atulananda Acarya

Editor en Bhaktipedia: Sati dd

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported License
Page last modified on April 19, 2008, at 01:19 PM